Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La SGAE promete un lavado de cara total

Teddy Bautista presenta un decálogo para mejorar la imagen de la entidad de gestión

Una "nueva" SGAE para los próximos años. Tal ambiciosa declaración de intenciones ha desplegado el director general de la entidad de gestión en un desayuno del Foro de Nueva Economía, en el Hotel Ritz de Madrid. Ante un salón repleto de periodistas, autores (de Javier Limón a Manuel Gutiérrez Aragón), políticos y empresarios, Teddy Bautista ha dado a conocer el plan SGAE 111@360 para el periodo 2011-2014, que se sustancia en una decálogo de actuación que pretende un lavado de cara para dejar atrás los indudables problemas de imagen de la sociedad.

Bautista prometió, aparentemente por casualidad en el arranque de una semana decisiva para la ley Sinde, reforzar la información y la transparencia de las actuaciones y el sistema de reparto de la SGAE a través de las webs, de los medios de comunicación tradicionales y de las redes sociales. También expondrá a la entidad de gestión a un mayor escrutinio por parte de entidades como AEVAL, así como por medio de la aplicación del Código de Buenas Prácticas impulsado por el Ministerio de Cultura o gracias a la creación de la figura de un "defensor del cliente, que atienda cualquier queja o inquietud de la ciudadanía".

También se comprometió a adecuar el sistema de remuneración compensatoria (el célebre canon digital) a "la nueva del Tribunal de Luxemburgo", con el compromiso de que no se iniciarán actividades contra las "personas físicas, los individuos". "Solo se perseguirán los fraudes masivos", añadió Bautista. Además, se reforzarán las "labores de educación del consumidor", se ayudará a "los socios a que distribuyan las obras correctamente en Internet" y se ampliarán las actividades de la Fundación Autor.

En ese decálogo de intenciones, la SGAE pretende intensificar la información (o transparencia) de sus sistemas de reparto con una explicación detallada de las reglas que se aplican para garantizar que el dinero que se cobra por el uso de las obras llegue a sus dueños, los autores. Junto al resto de entidades de gestión colectiva propondrá constituir "una entidad única que aligere los trámites y trabaje de común acuerdo en los términos de las modificaciones que se lleven a cabo para adaptarnos al nuevo marco legislativo que resulte de la aplicación de la Sentencia del año pasado", ha dicho Bautista.

Con este decálogo, ha afirmado Bautista, "la SGAE entra a sus 111 años de vida en una nueva fase decisiva para el futuro del ecosistema cultural en España".

.

Bautista: "Hay que regular Internet"

En un tiempo en el que las industrias de la música y del cine tratan de adaptarse a la red como medio de distribución de contenidos, para el presidente de la SGAE, Teddy Bautista, Internet "no es un invento". "Se creó como una herramienta de seguridad militar y hoy es el negocio más grande configurado en la historia de la humanidad". Sin embargo, ha aclarado que lo que hay que hacer es "regularlo y evitar que sirva para enriquecer a unos y empobrecer a otros".

En este sentido, alerta de que lo importante "no son los elementos tecnológicos sino el Internet ontológico y requiere que los contenidos culturales no sean el pasto que se echa a las vacas". Asimismo, en su opinión "es el Estado quién tiene la obligación de enseñar a la ciudadanía a respetar la propiedad intelectual. No se nos puede pedir a las entidades de gestión que nos dediquemos a esto", ha dicho Bautista.

Finalmente, Eduardo Bautista ha señalado que la SGAE "siempre se ha adaptado con el paso de los tiempos a los retos y circunstancias y ahora debe adaptarse también a las nuevas". "Si tenemos que salir a una plaza pública, como en los tiempos de la Inquisición, a plantear una reconvención general no habrá ningún inconveniente en hacerlo. Estamos en un claro proceso de cambios", ha concluido.

El nuevo decálogo de la SGAE

1.- Reforzaremos la publicidad de lo que es la Sociedad de Autores con una información directa y continua a través de nuestra plataforma digital, pero también con una información divulgativa a través de los medios de comunicación.

2.- Intensificaremos la información y transparencia de nuestros sistemas de reparto, con una explicación detallada de las reglas que se aplican para garantizar que el dinero que se cobra por el uso de las obras llega a sus dueños, los autores. Esta publicación se realizará tanto en nuestra web como en la información mediática para acceso general.

3.- Solicitaremos y propondremos que la Administración Pública, a través de la Agencia de Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios (AEVAL), continúe el examen de la eficacia de los órganos administrativos de esta entidad y mantenga la línea de auditorías anuales de nuestra gestión. Esta auditoría se añadirá a la que ya se realiza cada ejercicio por auditores independientes y a la que lleva a cabo AENOR para otorgar y mantener el certificado de calidad internacional de la que SGAE es acreedora. Todas ellas serán accesibles a través de nuestro portal web.

4.- Durante el primer trimestre del año, estableceremos un código de buenas prácticas, en línea con las principales recomendaciones realizadas por la Comisión Nacional de Competencia (CNC), en lo que se refiere a las relaciones con empresarios que usan nuestro repertorio: mayor información de nuestro repertorio, publicación íntegra de los convenios sectoriales, extensión de los beneficios de los acuerdos con asociaciones empresariales a todo los empresarios, etc). Ya estamos trabajando desde el Instituto de Ibercrea para que sea una acción conjunta de las entidades de gestión colectiva.

5.- Nombramiento durante el primer semestre del año de un defensor del cliente para que los usuarios de repertorio que hayan contratado con nuestra sociedad tengan un mecanismo aún más directo para presentar cualquier queja, reclamación, inquietud o propuesta.

6.- Propondremos a la Administración del Estado una reforma de las competencias de la Comisión de Propiedad Intelectual para reforzar su papel de intermediario y regulador de conflictos con la clara intención de que se produzca una reducción importante en la inexplicable litigiosidad que todavía existe.

7.- Reforzaremos los esfuerzos para, junto al resto de entidades de gestión colectiva que administran el derecho de copia privada, constituir una entidad única que aligere los trámites y trabaje de común acuerdo en los términos de las modificaciones que se lleven a cabo para adaptarnos al nuevo marco legislativo que resulte de la aplicación de la sentencia del Tribunal Europeo dictada en 2010.

8.- La SGAE dedicará esfuerzo y recursos a la concienciación y educación del consumidor de Internet, potenciando el conocimiento de los servicios legales y realizando actividades de promoción de los mismos. En este sentido, volcará todas su energías en la formación, comprometiéndose a no ejecutar acción alguna de carácter penal contra usuarios individuales/personas físicas en el ámbito digital. Este compromiso se extiende también al ámbito físico, en el que se procederá exclusivamente contra estructuras empresariales organizadas cuya provoque un nivel de infracción masivo.

9.- La SGAE intensificara las líneas de actuaciones ya emprendidas para que los socios puedan distribuir su música y películas en internet en las condiciones que determinen, facilitando el acceso de la música en español a todos los principales portales internacionales. Contamos para ello con las herramientas desarrolladas por la Fundación Autor de la SGAE, que desde hace años presta una asistencia muy notable a los socios de la entidad.

10.- La entidad desarrollará específicamente una política de promoción de los autores en los recintos escénicos y multidisciplinares en los que ha invertido en los últimos años, para que los músicos, los cineastas, los dramaturgos y los coreógrafos, tanto emergentes como consolidados, muestren sus propuestas artísticas y superen las dificultades a las que hoy se enfrentan para hallar una ventana de acceso a sus públicos. En 2011, ARTERIA, nombre de la red de espacios de la SGAE, prestará sus instalaciones propias y las asociadas a más de 500 eventos protagonizados, en muchos casos, por nuestros socios, especialmente los creadores nuevos talentos.

Más información