Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los consumidores denuncian la "inaceptable, brutal y aberrante" subida de la luz

"Supone un ataque a las economías domésticas", lamentan las asociaciones.- El PP critica la medida porque "perjudica al empleo".- La patronal cree que la decisión del Gobierno va "en la buena senda"

La subida de la luz de un 9,8% a partir del 1 de enero aprobada esta tarde por la Comisión Delegada del Gobierno ha recibido inmediatamente las críticas de las asociaciones de consumidores. "En un momento de crisis como la actual esta medida supone un ataque a las economías domésticas, con más de 20 millones de hogares acogidos a la tarifa de último recurso", señalan los responsables de la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (Fuci). La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se ha sumado a las críticas y ha denunciado que el Gobierno "se somete a las reivindicaciones del lobby eléctrico" y decide subir el recibo de la luz de modo "inaceptable, brutal y aberrante".

OCU recoge además firmas para exigir al Gobierno la congelación de la tarifa eléctrica y la permanencia de la tarifa de último recurso. Según ha explicado a Servimedia la portavoz de la OCU, Ileana Izverniceanu, el objetivo es presentar estas firmas en marzo ante el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

La subida decidida por el Ejecutivo es, según la OCU, "una mala noticia para comenzar el año". Si se suma a los incrementos acumulados desde 2008, el aumento es de 222 euros (un 50% más), ha añadido Izverniceanu.

Los portavoces de Fuci han manifestado también su desacuerdo con el actual sistema de tarificación que grava "en exceso" el bolsillo de los consumidores porque recae sobre ellos "un peso importante del precio de la luz cuyo recibo ha subido alrededor de un 22% en los últimos tres años. Esta asociación estima que la subida supondrá alrededor de 50 euros más al año para un usuario medio, lo que considera "inaceptable al favorecerse los intereses de las compañías eléctricas en vez del de unos consumidores que no están viendo los beneficios que iba a traer la liberalización energética".

La organización Facua-Consumidores en Acción ha afirmado que el incremento de las tarifas eléctricas puede ser "muy superior" al 9,8% anunciado, en función del nivel de consumo de las familias. Tras calificar la subida de "brutal tarifazo", la organización reclama en un comunicado "transparencia sobre la subida" y lamenta que el Gobierno "en plena crisis económica castigue la economía de las familias para satisfacer los intereses del sector energético".

Críticas del PP; elogios de la patronal

El secretario de Economía del Partido Popular, Álvaro Nadal, ha manifestado que la subida de la tarifa sitúa el precio de la electricidad en España en "uno de los más caros de toda Europa". Para el dirigente popular, se trata de "una malísima noticia tanto para el consumidor doméstico como el industrial", puesto que "merma la competitividad de las empresas españolas, la capacidad de mejorar nuestra economía y, en última instancia, la creación de empleo".

Nadal ha criticado que el Gobierno "continúe sin tomar la decisión de realizar una reforma integral del sector energético, con especial hincapié en la electricidad", lo que en su opinión está motivado por no querer "tener un discurso libre de ideología en el que digamos a los españoles lo que cuestan determinadas decisiones".

Por contra, la patronal del sector eléctrico, Unesa, considera que la subida de la tarifa eléctrica de último recurso en un 9,8 % resulta indispensable para lograr el objetivo de eliminar el déficit tarifario. "Hay que seguir en esta senda", han señalado los responsables de Unesa.