El Gobierno asume que la luz subirá en torno al 10% en enero

Sebastián afirma que "es inevitable" trasladar el alza del petróleo a las tarifas.- Industria crea una nueva tasa y recorta las primas a las fotovoltaicas para reducir el gasto en 4.600 millones

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha adelantado hoy que el fuerte repunte del precio del petróleo obligará al Gobierno a subir las tarifas de la luz. De sus palabras al término del consejo de ministros se deduce que el incremento, para la mayoría de consumidores, se situará en torno al 10% a partir del próximo 1 de enero. El titular del departamento ha avanzado la explicación tras aprobar una reforma de urgencia por decreto ley del sistema eléctrico para reducir los costes en 4.600 millones en tres años. El objetivo de la medida es que el llamado déficit de tarifa no se dispare y, según ha explicado Sebastián, evitar que el aumento de los costes se traslade en futuras subidas "inasumibles" de la luz para los hogares y empresas.

Más información

De hecho, el ahorro permitirá suavizar la subida de las tarifas de la luz a lo largo de 2011, pero no va a impedir que se encarezca en enero. Así, tras recordar que las tarifas de la luz se componen de dos partes, una que decide el Gobierno y otra que está vinculada a los precios internacionales de la materia prima, el ministro ha afirmado que el encarecimiento del petróleo de un 40% en el último año "no se puede esquivar". Por tanto, ha adelantado que aunque la parte regulada por el Ejecutivo no se tocará, "subirá la parte del componente energético".

Aunque la decisión final se tomará el lunes, la última subasta de los costes de la energía arrojó un incremento superior al 10% con respecto a octubre, lo que supone multiplicar por 20 el avance de la inflación en el mismo periodo. Este encarecimiento, aunque al final podría ser algo inferior, equivale a pagar unos cuatro euros más al mes de media para los hogares acogidos a la Tarifa de Último Recurso (TUR), la que tienen 20 millones de usuarios. Además, la subida se suma a la de enero, del 2,67%, y octubre, que fue del 4,8%. Asimismo, en julio también cambió el IVA que se aplica a la energía, que aumentó del 16% al 18%.

En cuanto a la reforma, Sebastián ha anunciado la creación de una tasa a las empresas generadoras de energía de 0,5 euros por kilowatio y el recorte de las primas a las fotovoltaicas, lo que permitirá ahorrar 740 millones al año. En tres años, el tijeretazo supondrá dejar de gastar 2.220 millones, con lo que este sector asumirá el grueso del ahorro de 4.600 millones que calcula el Ejecutivo. Según ha añadido el ministro, si primero le tocó a las eólicas y luego a las termosolares, ahora ha llegado la hora de que el esfuerzo para reducir el déficit tarifario, algo que está fijado por ley, lo hagan las fotovoltaicas y a las llamadas eléctricas tradicionales.

Previsiones incumplidas

Este déficit de tarifa es la deuda que se reconoce a las eléctricas y que va aumentando progresivamente, ya que los precios que se pagan por la luz no cubren todos los costes de la generación de la electricidad, que van más allá del petróleo. A modo de explicación, por ejemplo, la subida de la luz del 10% de enero solo responde al alza de la materia prima y no evita que el déficit siga creciendo durante los meses que restan hasta la próxima revisión trimestral de tarifas en abril. Además, como por culpa del deterioro económico generalizado no se están cumpliendo los cálculos de ingresos, las metas incluidas en la ley son a todas luces imposibles de alcanzar, según ha reconocido la Comisión Nacional de la Energía.

Por este motivo y a modo de ejercicio de realidad, con el decreto de hoy se modifican los objetivos de recorte de déficit para 2010, 2011 y 2012, mientras la previsión final de eliminarlo por completo en 2013 se mantiene. Si no se hubieran cambiado estos topes, se incumpliría la ley, lo que podría motivar que las eléctricas denunciasen al Gobierno ante los tribunales. En concreto, para este año, el déficit podrá alcanzar los 5.000 millones en lugar del anterior objetivo de 2.500 millones. En 2011, el limite aumenta en 1.000 millones hasta los 3.000 millones mientras, para 2012, del cálculo inicial de 1.000 se pasa a 1.500 millones de euros.

Planes de ahorro y eficencia

Otras medidas que recoge la reforma son que las compañías eléctricas asuman los planes de ahorro y eficiencia energética, así como se amplía durante todo 2013 el conocido como bono social, que exime a las familias con menos recursos abonar las subidas en el precio de la luz. En su conjunto, supondrán un desembolso extra para las empresas de unos 600 millones hasta 2013.

El déficit tarifario está, según los últimos datos publicados, en 14.600 millones. Aunque Industria ha dado todos los pasos necesarios para colocar esa deuda en el mercado con aval del Estado, titulizándola, la situación de los mercados financieros ha impedido iniciar el proceso.

Torres de tendido eléctrico urbano en Sevilla.
Torres de tendido eléctrico urbano en Sevilla.PABLO JULIÁ
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción