Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OPEP mantiene la producción pese al llamamiento de la AIE

Los países exportadores de petróleo no han consensuado el precio que debería alcanzar el barril.- La Agencia de la Energía había pedido un aumento para contrarrestar la elevación de los precios

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que se ha reunido en Ecuador, ha decidido no aumentar la producción pese a la petición que ayer le realizó la Agencia de la Energía (AIE). El ministro ecuatoriano de Recursos Naturales No Renovables, Wilson Pástor, ha sido el encargado de comunicar la decisión acordada en una reunión en la que no ha habido consenso sobre el precio que debería alcanzar el barril. El brent, crudo de referencia para dos tercios de las transacciones mundiales, se sitúa actualmente por encima de los 90 dólares, un nivel inédito en más de dos años, tras haberse mantenido entre los 70 y 80 dólares durante todo el año.

Para contrarrestar el aumento de los precios, la AIE aconsejó ayer a la OPEP que aprovechara la reunión de hoy para anticiparse a la presión de los mercados y ampliara la producción. Sin embargo, países como Venezuela, Libia e Irán se mostraron a favor de que el crudo suba hasta los 100 dólares el barril, mientras el principal productor, Arabia Saudí, apoyó un precio de entre 70 y 80 dólares, por debajo del actual. El cartel de exportadores, que produce el 40% del crudo mundial, decidió en diciembre de 2008 fijar en 4,2 millones de barriles diarios su producción para parar la caída libre del precio.

"Los factores fundamentales son buenos. El mercado está en equilibrio ahora", ha dicho el ministro de Petróleo y Recursos Minerales de Arabia Saudí, Ali al-Naimi, quien ha quitado hierro a la reciente subida del valor del crudo alegando que "los precios suben, los precios bajan". Los miembros de la OPEP volverán a reunirse el 1 de junio, según ha anunciado Wilson Pastor.

Pese al peso de la deuda pública en algunos países de Europa, que ha asustado a los mercados todo el año, el crecimiento mundial se ha acelerado y con ello el consumo de energía. Tanto la OPEP como la AIE han elevado sus previsiones de demanda de petróleo en 2010 y 2011.