Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa del servicio de tierra del aeropuerto de Girona presenta un ERE para 24 de sus 81 trabajadores

La compañía alega el descenso de vuelos con la implantación de Ryanair en el aeropuerto de Barcelona

Vilobí d'Onyar (Girona)

La compañía LESMA, responsable del servicio de tierra del aeropuerto Girona-Costa Brava, ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 24 de sus 81 trabajadores y que los sindicatos han calificado de abusivo y considerado como una purga para despedir a los empleados más conflictivos. LESMA presentó el expediente a la consejería de Trabajo el pasado 20 de octubre atribuyéndolo a la llegada de la temporada de invierno y a la implantación de la compañía irlandesa de bajo coste Ryanair a Barcelona.

Según la empresa, el aeropuerto de Girona tenía semanalmente el pasado año entre 1.200 y 1.300 vuelos y, este invierno, con el desembarco Ryanair en el aeropuertos del Prat-Barcelona, bajará a unos 800. Los responsables de LESMA defienden que es esta notable reducción es la que les ha obligado a presentar este ERE que afecta a más de una cuarta parte de la plantilla del aeropuerto de Vilobí.

Caída de actividad en invierno

No obstante, desde el sindicato UGT se asegura que la actividad cae en invierno un 40% en este aeropuerto y que nunca se había tocado la plantilla. Desde UGT, su responsable de la federación de Transporte, Joan Muntada, considera que se trata de un ERE totalmente "desproporcionado e injustificdo".

Este sindicato ha solicitado que se recoloque a los trabajadores en otros sitios, ya que LESMA ofrece su servicio a una veintena de aeropuertos, pero la empresa ha recordado que 10 empleados procedentes de Girona ya desarrollan actualmente su actividad en Barcelona.

Los sindicatos solicitan 37 días por año trabajado y que el ERE solo afecte a 12 trabajadores, mientras que la compañía ofrecía 25 días y aceptaba bajar a 20 el número de despedidos. De momento no se ha llegado a un acuerdo, por lo que el comité de empresa ha dado por roto el diálogo con los responsables de LESMA y, ahora, deberá ser el departamento de Trabajo el que diga si acepta o no el expediente.