Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OCDE descarta cualquier probabilidad de que España no pague sus deudas

Gurría afirma que los inversores no están haciendo mucho caso a las agencias de calificación

El secretario general de la OCDE, Angel Gurría, ha asegurado hoy que no existe "ninguna posibilidad" de que España no pueda hacer frente a los intereses de su deuda pública. De visita en Madrid, Gurría ha defendido que el reciente recorte de la nota de solvencia de España por Moody's desde la matrícula de honor (AAA) a Aa1 no ha afectado a la imagen del Estado en los mercados financieros porque, en estos momentos, los inversores están evaluando los número reales sin tener en cuenta las valoraciones de las agencias de calificación.

"No pasó nada, porque el mercado está evaluando los números de verdad y no lo que decide un grupo de empresas", ha señalado antes de alinearse con la teoría que defiende que la economía española ha salido del grupo de cola de la crisis. "España se está desvinculando de los países como Grecia y demás, y el mercado lo está reconociendo", ha apuntado el secretario general de la OCDE.

Gurría ha afirmado que, en estos momentos, España se encuentra con "la problemática típica del principio del final de la recesión", donde se mantienen las cifras de caída del paro y un déficit alto. "La crisis ha dejado un impacto en el potencial de crecimiento, no en el ritmo", ha añadido.

En su opinión, el potencial de crecimiento de la economía española, hoy por hoy, está por debajo de los niveles de antes de la crisis y que se mantendrá así "muchos años". En este sentido, ha señalado la proyección de la OCDE no sitúa la recuperación en 2011, sino que prevé "hasta 2015 o 2017, un futuro mediocre de bajo crecimiento, alto desempleo y alto déficit".

Para superar el bache, Gurría ha advertido de que no hay margen para salir de la recesión "a billetazos", por lo que lo deberá hacer con "medidas estructurales". En este capítulo, donde ha instado al Gobierno a aplicar la reforma laboral, invertir en Educación y adoptar cambios en la regulación para fomentar la cultura de la innovación y la iniciativa empresarial, ha incluido la reforma de las pensiones como próximo objetivo. Eso sí, ha advertido de que "no se pueden tomar decisiones teniendo en cuenta la cifra semanal del paro o de la bolsa de valores".

El secretario general de la OCDE alertó, tal y como hizo el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, hace tres semanas, del "peligro" que corre España de "tener una generación entera muy frustrada", dadas las altas cifras de paro juvenil existentes.