Los preparativos del 29-S

Gobierno y sindicatos acuerdan los servicios mínimos del transporte para la huelga general

La huelga del 29-S será la primera que cuente con un pacto previo - Los sindicatos aceptan finalmente incluir los vuelos internacionales

La huelga general del próximo 29 de septiembre se ha convertido en la primera que se afronta con un acuerdo entre Gobierno y sindicatos para los servicios mínimos en el transporte. Tras ocho horas de reunión en el Ministerio de Fomento, representantes de ese departamento y de los sindicatos convocantes, UGT y Comisiones Obreras, han cerrado esta madrugada, al filo de las dos, un esquema de servicios mínimos que incluye todos los medios de transporte dependientes sobre los que Fomento tiene competencias (avión, ferrocarril, barco y carretera).

El acuerdo alcanzado establece los siguientes servicios mínimos:

- Transporte ferroviario. 25% del servicio en la red de Cercanías (30% en horas punta, de 6 a 9 delamañana) y 20% en el AVE.

Más información

- Transporte aéreo. 10% de los vuelos intrapeninsulares, 50% entre la península e islas, 50% entre islas, 20% de los vuelos con conexiones europeas y el 40% del resto de vuelos internacionales. Los servicios se aplicarán a los aeropuertos de Madrid, Barcelona, Oviedo, Santiago, Bilbao, Valencia, Alicante y Málaga, que conforman el 95% del tráfico aéreo. Los servicios de tierra, por su parte, operarán, como mínimo, a un 10%.

Tras la rueda de prensa, celebrada a las cinco de la madrugada, el secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, Enrique Fossoul, ha expresado su satisfacción por el acuerdo y ha lanzado un aviso a las comunidades autónomas "para que no intenten superar" los servicios mínimos fijados a nivel estatal en cuanto al funcionamiento de los trenes de cercanías.

Por su parte, el secretario de la Federación de Transportes de UGT, Miguel Angel Cilleros, ha comentado que este acuerdo nacional "debe ser un trampolín" para los Gobiernos regionales.

El escollo de los vuelos internacionales

Especialmente dificultoso ha resultado cerrar el esquema en el transporte aéreo. Desde el principio de la negociación, el pasado martes, ha concentrado los principales problemas . Los sindicatos aceptaron incluir finalmente los vuelos internacionales dentro del paquete de servicios mínimos, pese a que su oferta inicial no los contemplaba . Pero más que el porcentaje, el problema residía en la distribución por compañías y, en especial, en la prestación de servicios de tierra a los vuelos considerados como servicios mínimos. Los técnicos de ambas partes se emplearon en sortear los problemas que presenta la regulación aérea internacional ante un escenario de huelga. La norma, según fuentes sindicales, favorece la asignación de esos servicios mínimos a las compañías extranjeras, lo que perjudicaría a la actividad de las españolas. Y los sindicatos querían evitar a toda costa crear mayores problemas a las aerolíneas nacionales.

Desde última hora de la tarde de ayer, el acuerdo estaba "cerrado, a la espera de resolver esa traba legal", según fuentes del Ministerio de Fomento. Para hacerlo posible ha resultado fundamental que los sindicatos accedieran a fijar algunos servicios mínimos en vuelos internacionales, que no figuraban en su propuesta, y en dos de las modalidades ferroviarias clave: el largo recorrido y el AVE. En carretera y transporte marítimo no hubo dificultades, pues ambas partes tomaron el modelo que dictó el Gobierno de José María Aznar en la anterior huelga de 2002. Básicamente consiste en mantener una ruta por trayecto en las principales del transporte marítimo y en un servicio de autobús para los trayectos que tengan hasta cuatro expediciones diarias.

A lo largo del día las partes intercambiaron papeles para aproximar sus propuestas y el secretario general de Transportes, José Luis Cachafeiro, vio cercano el pacto: "Nunca antes se había avanzado tanto en tan poco tiempo. Aunque no participó directamente en las negociaciones -el ministro mantuvo otra reunión también en el ministerio hasta casi la medianoche, en este caso sobre Presupuestos-, Blanco tuteló el proceso con la idea de llegar a un consenso con los sindicatos.

Aunque no existe un plazo legal mínimo de antelación para publicar los servicios mínimos, Gobierno y sindicatos se propusieron cerrar el pacto esta semana permitir organizarse a las empresas -en este caso, las públicas del transporte- y suavizar los conflictos. En la anterior huelga, la orden de servicios mínimos se promulgó dos días antes del paro y sin acuerdo de los sindicatos, a los que es preceptivo consultar pero no alcanzar un acuerdo con ellos. Ese proceso derivó posteriormente en una gran litigiosidad en los tribunales.

Lo más visto en...

Top 50