Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crispación laboral en el centro de control

Un vídeo muestra escenas de tensión entre los controladores, en guerra abierta con el Gobierno, y personal de AENA en el aeropuerto de Torrejón

Las torres y centros de control de tráfico aéreo son casi un misterio. AENA, el ente gestor de los aeropuertos, siempre ha vetado la presencia de medios de comunicación en las instalaciones, pero el vídeo al que ha tenido acceso CNN+ da muestra del nivel de tensión que vive el sector con sus mandos.

El conflicto entre AENA y el Gobierno, por una parte, y los controladores aéreos, un colectivo formado por 2.300 personas en España, comenzó a principios de año cuando el Ejecutivo se decidió a recortar los sueldos y las condiciones del sector. En febrero un decreto ley reorganizó la jornada y, en la práctica, redujo los sueldos del sector un 40%, de unos 350.000 a 200.000 euros anuales. Desde entonces, las bajas médicas de los controladores no han parado de crecer. Mientras el Gobierno y AENA ven medidas de presión encubiertas en este cúmulo de bajas, el sindicato de los controladores, el USCA, denuncia el estrés y la dureza de las condiciones en las que trabajan.

La Fiscalía tomará cartas en la el asunto y repasará la veracidad de las bajas, al igual de la Inspección de la Seguridad Social. El ministro de Fomento, José Blanco, ha advertido de que recurrirá a los controladores aéreos militares para suplir a los civiles en casos "excepcionales".

Y mientras, en medio de este clima de crispación, las partes intentan negociar un nuevo convenio colectivo que ponga final al conflicto.