Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero revoluciona el sector de las cajas para reforzarlas frente a la crisis

El presidente anuncia una reforma por decreto ley para permitir a las entidades captar capital y sacar a los políticos de sus consejos.- Podrán emitir cuotas similares a las acciones hasta el 50% de su capital

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha adelantado hoy el contenido de la reforma de la ley de las cajas de ahorros que mañana debatirá el Consejo de Ministros y que revoluciona el sector para permitir su acceso a los mercados de capital y limitar la presencia de los políticos en sus órganos de dirección. El jefe del Ejecutivo ha optado finalmente por sacar adelante los cambios a través de un decreto ley, lo que posibilita una tramitación más rápida, por la "urgente" necesidad de reforzarlas frente a la crisis. "Es una reforma fundamental y de gran calado, la más importante de nuestra historia", ha resumido antes de defender que es "imprescindible para la modernización y la eficiencia" del sistema financiero.

"Es una reforma de calado, imprescindible para la modernización y la eficiencia de nuestro sistema financiero"

Entre los aspectos formales adelantados por Zapatero en rueda de prensa tras reunirse con el comité ejecutivo de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), el decreto permitirá a las cajas emitir cuotas participativas con derechos políticos por hasta el 50% de su patrimonio, lo que concede a sus compradores potestad para sentarse en los órganos de gobierno de las entidades de manera proporcional a su representación en el capital. El límite impuesto a la entrada de inversores privados a través de las cuotas, instrumentos "similares a las acciones de las sociedades anónimas", según ha definido el propio presidente, garantiza una protección frente a eventuales compradores y pretende disipar el temor a una posible bancarización de las cajas.

Para Zapatero, esto "evita su desnaturalización" y hace que no pierdan su papel social. En este apartado también se suprimen los límites a la tenencia de cuotas por un único partícipe -actualmente es del 5%- y se establecen los principios de libertad de emisión y retribución de dichas cuotas. Los títulos podrán ser emitidos desde el mismo momento en que entre vigor la nueva norma.

Asimismo, respondiendo a otra clásica reivindicación del sector financiero, la nueva ley "limita fuertemente" la presencia de los políticos en sus consejos de dirección. Zapatero, que ha defendido que gracias a ello se aumenta "la profesionalización y democratización de las cajas", ha anunciado que se dictará la incompatibilidad de los cargos electos para sentarse en sus órganos de gobierno y se impide el acceso a los ejecutivos dependientes de las diferentes Administraciones públicas. Sin salir de este apartado también se exigirá que al menos la mitad de los miembros del consejo cumpla con unas condiciones especiales de cualificación y experiencia.

Decisiones por mayoría reforzada

Por otra parte, Zapatero ha revelado que se refuerza la toma de decisiones para pasar a cualquiera de los otros modelos de funcionamiento y orden jurídico de las cajas, la integración, el ejercicio indirecto a través de un banco y la transformación en fundación cediendo patrimonio a un banco. Todos estos movimientos, ha matizado, deberán tener el apoyo de dos tercios de los consejeros.

En cuanto a la negociación de la norma con el resto de grupos, el jefe del Ejecutivo se ha mostrado confiado en que hay un "marco de entendimiento suficiente" para su aprobación ya que "en gran medida" es fruto del diálogo con el PP. Para Zapatero, España está en el momento "adecuado" para llevar a cabo la reforma, ya que gracias a ella se podrá dar por concluido "todo el proceso de reestructuración" abierto a raíz de la crisis.

Necesidad de reforzar la solvencia

Aunque el problema no es único del sistema financiero español, el caso de España sí presenta características propias. La suma de la crisis inmobiliaria, más perjudicial para las cajas por su mayor exposición a las inversiones relacionadas con el ladrillo, con las turbulencias financieras internacionales ha obligado a las entidades a cortar por lo sano con su anterior modelo de negocio y buscar diferentes socios de viaje para seguir a flote. Los problemas derivados del deterioro económico generalizado han reducido activos y causado pérdidas que solo se pueden superar aunando fuerzas o dinero. Hasta la fecha, 39 de las 45 cajas que existen se han visto implicadas en la mayor reordenación del sector bancario en la historia reciente.

Las cajas han optado en muchos casos por sellar procesos de integración a través de los Sistema Institucionales de Protección (conocidos como fusiones frías), que permiten mantener la personalidad jurídica de los órganos de gobierno de las cajas y no contrariar las poderes políticos de las comunidades autónomas, que disponían de derecho de veto sobre operaciones de fusión en procesos interregionales.

Con las medidas anunciadas hoy, las cajas superan el veto que hasta la fecha tenían para acudir a los mercados de financiación de los bancos tradicionales. Gracias a ello, ahora podrán captar capital de la "máxima categoría", ha destacado Zapatero, y en igualdad de condiciones que el resto de entidades de crédito para reforzar su solvencia y prestar más dinero. Hasta ahora, su actual sistema de venta de cuotas participativas resultaba poco atractivo al no conceder derechos políticos y por los límites del 5% a los tenedores de las mismas.

"España necesita una reforma de las pensiones"

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha defendido hoy que "España necesita hacer una reforma del sistema de pensiones". Y lo necesita ya. Preguntado acerca del debate abierto por la Comisión Europea sobre la posibilidad de retrasar la jubilación de forma progresiva hasta los 70 años de aquí a 2060, el presidente, cuyo Gobierno ya se ha mostrado a favor de elevarla a los 67 años en España, ha declinado dar ningún detalle sobre cuál será su propuesta final, aunque ha revelado que habrá novedades la semana que viene.

"Precisamente es uno de los temas que voy a tratar en profundidad en el debate sobre el Estado de la Nación", ha adelantado Zapatero en referencia a la cita que tiene en el Congreso a partir del próximo miércoles. "Mi sentido de la responsabilidad va a hacer que la pongamos en marcha", ha justificado antes de reiterar que "es necesaria y se necesita ahora".

Más información