Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rynair sale de los 'números rojos' con un beneficio de 305 millones de euros

El impacto del volcán no ha impedido a la compañía irlandesa obtener ganancias

La aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair registró en su último ejercicio fiscal, que concluyó el pasado 31 de marzo, unos beneficios de 305,3 millones de euros, frente a las pérdidas de 169,2 millones de euros que contabilizó en el ejercicio anterior, según ha informado hoy.

La compañía propondrá en su junta anual del mes de septiembre abonar unos dividendos de 500 millones de euros, cuya entrega se efectuaría en octubre de este año, y anticipó que en caso de no realizar nuevas inversiones podría devolver otros 500 millones de euros más a sus accionistas

al término del ejercicio 2013.

Durante el año fiscal que acaba de concluir, Ryanair incrementó su facturación en un 2%, hasta los 2.988 millones de euros tras elevar su tráfico de pasajeros en un 14% y alcanzó así los 66,5 millones de viajeros transportados, frente a los 58,6 millones que registró el año anterior.

En estos 12 meses los ingresos auxiliares de la compañía crecieron un 11%, hasta los 664 millones de euros, mientras que el coste del combustible descendió un 29% para situarse en 894 millones de euros.

La empresa ha destacado los buenos resultados obtenidos "a pesar de la crisis", y ha asegurado que mantendrá esta línea de "fuerte crecimiento" hasta el año 2013, mientras que la competencia "se ve obligada a cerrar o a establecer procesos de consolidación".

Impacto del volcán

La compañía critica los cierres del espacio aéreo europeo debido a la nube de ceniza volcánica al considerarlos "innecesarios" y "desproporcionados", y asegura que la medida produjo a la compañía un impacto aproximado de 50 millones de euros, tras perder 1,5 millones de pasajeros hasta el 18 de mayo.

A este respecto, Ryanair ha cargado también contra la normativa europea EU 261, que considera "descriminatoria" al no establecer unos límites máximos a las compensaciones que deben otorgar por las cancelaciones en caso de fuerza mayor, tal como se hace con las líneas de autobús y ferrys.

Crecimiento de hasta el 15% y subida de tarifas

De cara al próximo ejercicio fiscal, Ryanair prevé que sus beneficios aumenten entre un 10% y un 15%, hasta una cifra situada entre los 350 y 375 millones de euros (excluyendo el impacto de la nube de ceniza), mientras que el tráfico se incrementará en un 11%, hasta los 73,5 millones.

Además, la compañía adelantó que el coste del combustible se elevará en unos 300 millones de euros, mientras que las tarifas se encarecerán entre un 5% y un 10% debido al "impacto positivo de las nuevas bases, como Málaga".

Ryanair en Brcelona

Entre los nuevos aeropuertos de la compañía se encontrará también el de Barcelona- El Prat, aunque asegura que "por el momento no está planeado realizar el puente aéreo con Madrid-Barajas".

La aerolínea ha explicado que esta apertura "no es motivo para modificar las operaciones en aeropuertos cercanos", y citó el ejemplo de Londres, donde continúan operando simultáneamente desde los aeródromos de Stansted y Luton.