Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La primera crisis del euro

Principales características del 'blindaje' del euro

La mayor parte de los fondos se librarán siguiendo el modelo actual de acuerdo con el FMI y que entrega el dinero por tramos según las medidas de ajuste

El plan de apoyo al euro pactado este fin de semana por los líderes europeos prevé poner a disposición de los países del euro hasta 750.000 millones de euros para los Estados con dificultades para pagar su deuda pública. El acuerdo alcanzado entre los ministros de Economía de la UE es el más relevante desde la creación de la moneda única en 1999 y su objetivo es claro: desalentar a las "manadas de lobos" que atenazan los mercados, según ha descrito el titular de Finanzas de Suecia, Anders Borg. De hecho, a parte de la multimillonaria cifra que han puesto sobre la mesa para atajar la presión en los mercados, no se han concretado los detalles de las ayudas. De momento, las principales características de este mecanismo de asistencia financiera se pueden resumir en:

Fondo de Estabilidad por 60.000 millones:

- El acuerdo incluye un fondo de estabilidad de acuerdo con el artículo 122.2 del Tratado de la UE que permite facilitar ayudas por valor de hasta 60.000 millones. Este fondo, que sería el primero al que se tendría que acudir en auxilio, está gestionado por la Comisión Europea, de ahí el límite al capital previsto ya que equivale al fondo de reserva del presupuesto comunitario del que Bruselas puede hacer uso sin recortar otras partidas. No obstante, aunque se aclara que los recursos saldrían de los mercados de capitales o se captarían a través de instituciones financieras, no concreta la forma en que el dinero se librará a los países. Su duración se prolongará durante el tiempo que sea necesario y su activación estará sujeta a una fuerte coordinación por parte del FMI.

Fondo de garantías por 690.000 millones:

- La segunda pata del mecanismo de apoyo consistirá en un acuerdo intergubernamental por el que los Estados Miembros ofrecerán garantías por valor de 440.000 millones a los países del euro con problemas para afrontar los vencimientos de su deuda o que no puedan acudir a los mercados en condiciones normales para financiarse, aunque condicionados por el estricto cumplimiento de una serie de requisitos de reducción del déficit y austeridad del gasto.

Lo que de momento sí se ha pactado es que estas ayudas se establecen siguiendo el modelo actual de los acuerdos con el FMI, que añadiría otros 250.000 millones al fondo y también sería el responsable de supervisar junto a Bruselas el cumplimiento de las condiciones. Según este modelo, el dinero se libraría por tramos y antes de cada pago se verificará si el país beneficiario cumple con los ajustes comprometidos. Las cuantías, plazos de amortización, tipos de interés y demás características de los préstamos serán aprobadas por el Consejo Europeo por mayoría cualificada a propuesta de la Comisión Europea y de acuerdo con el BCE. Su duración está limitada a tres años por imposición de Alemania y Holanda.

Refuerzo de la consolidación fiscal:

- Durante la reunión se desarrolló un debate muy intenso sobre la necesidad de incluir en el acuerdo un compromiso de los Estados miembros en la línea de adoptar nuevas medidas para reducir el déficit público. En este sentido, habría que situar las recientes decisiones de España y Portugal de reducir el déficit público. Portugal ha decidido recortar medio punto del PIB este año y España, otro medio punto este año y un punto en 2011 En el contexto de esta discusión la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, rechazó ciertos planteamientos que dejaban en una posición poco airosa a los países que están más en el punto de mira de los ataques especulativos.