Unas 200 personas ocupan el lujoso hotel Mandarín de Barcelona

Los manifestantes cortan el paseo de Gràcia en una concentración antisistema

Unos 400 jóvenes antisistema han cortado esta tarde el tráfico del paseo de Gràcia de Barcelona y un par de centenares de ellos han llegado a ocupar el vestíbulo y el comedor del lujoso hotel Mandarín. Los manifestantes habían participado con anterioridad en la Manifestación Unitaria Alternativa del Primero de mayo, pero al terminar optaron por continuar su protesta en el centro de Barcelona al tratarse de jóvenes más radicales. Eligieron como objetivo este céntrico hotel para denunciar el sistema capitalista y las desigualdades, que a su juicio, provoca.

Según ha relatado un testigo, unas 200 personas han ocupado las instalaciones del hotel, dónde se han sentado y han coreado consignas contrarias al sistema económico "especulativo", que consideran que beneficia a los más ricos y desprotege a las partes mayoritarias de la sociedad. Al cabo de unos diez minutos han aparecido diversas unidades policiales, con cuyos mandos los manifestantes han negociado una salida pacífica de las instalaciones hoteleras. Según otros testigos, el incidente se ha saldado con alguna pintada en el interior del hotel y un jarrón roto. A continuación, varias decenas de policías antidisturbios han formado una barrera frene al hotel Mandarín, mientras los manifestantes mantenían cortado el paseo de Gràcia y entonaban consignas contra el sistema capitalista y lucían diversas pancartas, todo ello bajo un amplio dispositivo policial.

Un asistente, erigido como portavoz, explicó que el acto pretendía romper la "dinámica de paz social" del Primero de mayo.

El Ayuntamiento de Barcelona expresó, posteriormente, su "indignación" por los hechos, que calificó de "intolerable acto de vandalismo en el espacio público".

Los jóvenes se disolvieron al cabo de unas horas de forma pacífica.

Agentes antidisturbios de los Mossos d'Esquadra protegen el lujoso hotel Mandarín de Barcelona frente a unos 400 jóvenes antisistema que se manifestaron en el paseo de Gràcia y cortaron el tráfico. Algunos pudieron acceder a las instalaciones, en las que permanecieron durante unos 10 minutos.
Agentes antidisturbios de los Mossos d'Esquadra protegen el lujoso hotel Mandarín de Barcelona frente a unos 400 jóvenes antisistema que se manifestaron en el paseo de Gràcia y cortaron el tráfico. Algunos pudieron acceder a las instalaciones, en las que permanecieron durante unos 10 minutos.JOAN SÁNCHEZ

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50