Inquietud en los mercados

¿En qué consiste la ayuda?

El Gobierno de Atenas ha solicitado hoy a sus socios del euro y el FMI que activen el mecanismo de ayuda para hacer frente a su grave situación financiera

Créditos por hasta 45.000 millones de euros

Los países de la Eurozona ofrecen hasta 30.000 millones de euros en créditos con un interés del 5%. Por su parte, el FMI se ha comprometido a aportar otros 15.000 millones, aunque en su caso a una tasa aún por determinar que se situará entre el 3,5% y el 4%. En ambos casos, unas condiciones mucho mejores que las que le ofrece el mercado, que le pide una rentabilidad de más de un 8% para comprar su deuda. Aunque aún falta por fijar las condiciones, se prevé que tengan una duración de unos tres años.

Más información

Distribución unitaria de los préstamos

Grecia puede solicitar la cantidad que vea necesaria hasta llegar al máximo de los 45.000 millones, pero no puede elegir entre los dos tipos de préstamos. Independientemente del dinero que pida, siempre se distribuirá con una proporción de dos tercios con cargo a los créditos de los países de la eurozona y un tercio de los del FMI.

Alemania y Francia, las que más aportan

Por lo que respecta a los 30.000 millones de la UE, el dinero lo aportarán los países del euro en proporción a su peso en el PIB europeo, lo que sitúa a Alemania y Francia al frente de las ayudas con 14.666 millones. Tras Italia, España será el cuarto contribuyente en razón de los 3.673 millones que le corresponden en el reparto de cargas pactado. El Gobierno confía en obtener unos beneficios de 110 millones con este crédito, siempre y cuando Grecia cumpla y pague a tiempo.

Con cargo a nuevas emisiones de deuda

El hecho de que todos los países que han de aportar el dinero estén en déficit les fuerza a acudir al mercado para captar los fondos que, a su vez, prestarán a Grecia, lo que aumentará sus niveles de deuda.

Aprobación por parte de los países miembros

A nivel normativo, los países del euro firmarán un mandato para la Comisión Europea, que será la formalice los préstamos bilaterales a Grecia. El acuerdo tendrán rango de tratado internacional y deberá ser ratificado por los Gobiernos de cada estado y, en su caso, por los parlamentos. Este punto puede presentar algunos problemas, sobre todo en Alemania, cuyos contribuyentes rechazan tener que pagar los desmanes financieros de Grecia de su bolsillo. El hecho de que el próximo día 9 se celebren elecciones en la región de Renania, el estado más rico del país, podría forzar a retrasar la votación en el Bundestag (Cámara baja) hasta después de los comicios.

Trámites para España

En el caso de España, la liberación de la ayuda también deberá ser aprobado por el Parlamento, así como por un decreto ley para autorizar al Tesoro a aumentar su endeudamiento. Por razones de urgencia, todos estos acuerdos entrarán provisionalmente en vigor cuando les dé luz verde el Consejo de Ministros.

Lo más visto en...

Top 50