Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia expedienta a Abertis por abuso de posición dominante

La CNC haya indicios de que negó el acceso a su red terrestre de difusión de televisión

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha incoado un expediente sancionador a Abertis Telecom por un supuesto abuso de posición dominante en los mercados de transporte y difusión de señales de televisión.

Según informa el organismo presidido por Luis Berenguer en un comunicado, la investigación contra Abertis se inició tras una denuncia con fecha de 30 de noviembre del operador y proveedor de servicios de televisión por satélite SES Astra Ibérica por supuestas conductas prohibidas en la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia.

Tras una investigación reservada, añade la nota, se han encontrado indicios de que habría incurrido en una "negativa constructiva a dar acceso a su red terrestre de centros de difusión de señales de televisión en España", al tiempo que recuerda que es "esencial para que terceros puedan prestar servicios de transporte de señales audiovisuales a televisiones nacionales o autonómicas". La incoación del expediente no prejuzga el resultado final de la investigación. Se abre ahora un periodo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por el consejo de la CNC.

Antecedentes

El organismo ya impuso en mayo de 2009 a la compañía controlada por La Caixa y ACS una multa de 22,6 millones de euros por posición de dominio en el mercado de la televisión digital terrestre (TDT). Sin embargo, la sanción quedó en suspenso después de que la Audiencia Nacional admitiese a trámite en febrero un recurso de Abertis.

Aunque esta no es la única sanción en su contra. Competencia también impuso hace dos meses una multa de 143.000 euros a Abertis y dos de sus filiales por no comunicar la compra de Teledifusión en los plazos que fija la legislación. Por otra parte, las condiciones que impuso la CNC a la compra de los operadores de redes Axión y Teledifusión de Madrid (TDM) hizo a Abertis desistir de la operación.