Caixanova aprueba iniciar los contactos para negociar la fusión con Caixa Galicia

El consejo de administración de la entidad ratifica el acuerdo entre Gayoso y Méndez alcanzado a instancias de la Xunta

El Consejo de Administración de Caixanova ha aprobado hoy, por unanimidad, el inicio formal de las negociaciones para explorar una posible fusión con Caixa Galicia, operación impulsada por la Xunta, según ha confirmado la primera de estas cajas gallegas.

Según un comunicado, la entidad ha adoptado el acuerdo de "ratificar la voluntad" de "iniciar los contactos" con Caixa Galicia para analizar la "posible confluencia de las dos cajas gallegas en un proyecto común", manifestada en el documento suscrito el pasado lunes día 29 de marzo por el presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, y el director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez. Este punto era el único en el orden del día de la reunión extraordinaria del consejo.

Más información
La Xunta no permitirá una absorción
Caixanova sólo acepta la fusión con el doble de ayudas públicas y a menor coste
"Si la fusión rompe el equilibrio social del país, es mejor no hacerla"

Ambos dirigentes se comprometieron, por escrito, la semana pasada, tras mantener una reunión con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la conselleira de Hacienda, Marta Fernández Currás, a comenzar oficialmente los contactos para analizar la posible confluencia en un proyecto común.

El Consejo de Caixa Galicia ya ratificó la semana pasada el acuerdo suscrito entre los dos máximos responsables de estas cajas y nombró a un equipo para negociar la posible fusión.

Según la auditoría encargada por la Xunta para estudiar la viabilidad de la fusión a la empresa KPMG, la posible entidad fusionada debería pedir sobre 1.198 millones de euros al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que estará operativo, en principio, hasta el 30 de junio, aunque desde el entorno de Caixanova aseguran que la cifra necesaria será mucho mayor, en el entorno de 2.000 millones. A estos fondos se sumaría el cierre de unas 500 oficinas, muy por encima de las 280 sucursales (el 20% de la red de ambas cajas) que establecía la auditoría encargada por San Caetano.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS