Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

2010, el año de la recuperación inmobiliaria

Pricewaterhouse asegura que el mercado ha tocado fondo y cuantifica la deuda del sector en toda Europa en un billón de euros

El leitmotiv de 2008 era "vuelve el miedo", y el de 2009, "todo se complica". Pero el sector inmobiliario abre la puerta este año a un ligero optimismo. El informe que cada año elabora PricewaterhouseCoopers (PwC) sobre tendencias del mercado inmobiliario comienza siempre con una frase que resume la situación; y en esta ocasión es: "hemos tocado fondo".

Se conceden más créditos, se cierran más compraventas de viviendas y el mercado de la inversión se recupera, según las 600 entrevistas que ha llevado a cabo PwC. "El mercado ha hecho su ajuste en las valoraciones, que ahora pueden considerar estabilizadas. Vamos a ver signos de mejoría, pero será un proceso de recuperación lento y largo", ha señalado esta mañana Guillermo Massó, socio de construcción e inmobiliaria de PwC.

La recuperación en España va a ser aún más lenta que en Europa. El sector de la promoción está lastrado por la falta de financiación y por la necesidad de absorber el stock de viviendas sin vender, que según distintas estimaciones ronda el millón de unidades. Massó ha asegurado que para su recuperación total aún faltan tres o cuatro años.

Los autores del informe señalan que "la montaña de deuda inmobiliaria" asciende en toda Europa (incluyendo la zona euro y Reino Unido) a un billón de euros. De esta cantidad, España absorbe casi un tercio. El Banco de España cuantificó recientemente la deuda de las empresas del ladrillo en más de 320.000 millones de euros.