Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno pide unidad para tomar medidas "valientes" contra el desempleo

El número de parados en el antiguo Inem supera los cuatro millones días antes de que el Gobierno presente su propuesta de reforma laboral. - Trabajo achaca al mal tiempo el desplome de las afiliaciones

Hasta el tiempo se conjura contra el mercado laboral. El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo superó en enero, con casi un año de retraso sobre el otro gran indicador laboral, la Encuesta de Población Activa (EPA), los cuatro millones de personas. Lo hizo tras sumar 124.890 parados más respecto al mes de diciembre, por encima de la media de enero en esta década (unos 85.000 desempleados) y de lo que el propio ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, había pronosticado hace algunos días (unos 100.000). Pero lo peor vino de la mano de las afiliaciones de la Seguridad Social, que suele usarse como termómetro de la creación de empleo. Y aquí es donde, según Trabajo, la climatología jugó una mala pasada.

Desde el Gobierno, la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, ha afirmado que el dato es "concordante con las cifras que tradicionalmente se registran en enero" y, aunque "malo", ha querido destacar que "la cifra es menor que lo que aumentó en enero del año pasado, y lo que aumentó en enero del anterior". Esto, a su juicio, es una "señal evidente de desaceleración". Además, ha añadido que el Ejecutivo cuenta "con las herramientas" para hacerle frente. "Es importante que nos sentemos a trabajar todos con sentido de Estado y adoptemos medidas valientes, estructurales, que nos permitan entrar en la senda del crecimiento para salir reforzados de la crisis", ha declarado. Sobre la mesa, Trabajo tiene su propuesta para la reforma laboral, que llevará al Consejo de Ministros este viernes, mientras continúan los contactos entre patronal y sindicatos para relanzar el diálogo social.

En enero hubo 257.828 afiliaciones menos que en el último mes de 2009 (un retroceso del 1,45%), el segundo peor registro de la serie estadística, sólo superado por enero de 2009, epicentro de la destrucción de empleo en esta crisis. Tanto en paro registrado como en afiliaciones a la Seguridad Social enero no suele traer buenas noticias, ya que acaban muchos contratos en el sector servicios relacionados con las fiestas navideñas. Pero esta vez, esa explicación no es suficiente. Y el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, quiso alejar el fantasma de otro recrudecimiento de la crisis. "El ajuste se produce por motivos climatológicos en el sector de la construcción, que suele utilizar el mes de enero para interrumpir una serie de actividades y comenzarlas a finales de mes", explicó. Las lluvias y nevadas habrían retrasado la vuelta a los andamios, una tesis que se sustenta en las cifras: la caída mensual de afiliaciones en la construcción fue del 5,6%, mucho mayor que en otros sectores salvo la agricultura (-6,5%) a la que podría aplicarse las mismas razones.

Recuperación en el segundo semestre

Aún con el termómetro de la creación de empleo congelado, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha insistido en que "la pesadilla de la destrucción de empleo" terminará en la segunda mitad del año. "Nuestras previsiones dicen que a partir del segundo semestre el paro se habrá ajustado totalmente", ha asegurado en una entrevista en Tele5 poco antes de conocerse los datos. "A medida que se va alejando cada vez menos de la media estacional, estaríamos en el ajuste final del desempleo como consecuencia de la crisis", ha añadido a mediodía. La evolución del paro registrado muestra un perfil menos negativo en los últimos meses. La caída mensual (-3,1% respecto a diciembre) le convierte en el tercer peor mes de enero de la serie histórica, pero el aumento en 124.890 parados queda por debajo de la peor etapa de la crisis para el mercado laboral, un territorio acotado por el último trimestre de 2008 y el primer trimestre de 2009.

En tasa interanual, el incremento del paro registrado es del 21,6%, cuando en abril pasado llegaba al 56%. Es decir, si ahora hay 700.000 parados más que hace un año, en enero de 2008 el aumento era de más de un millón. Las cifras, en cualquier caso, son siempre menores que las que refleja la EPA, que es una encuesta, no un registro estadístico. Por sectores, el aumento del paro registrado en enero se concentró en el sector servicios, con 102.130 desempleados más. Y el incremento intermensual entre las mujeres (4%), casi dobló al de hombres (2,3%).

Los datos de diciembre permiten también obtener una cifra provisional sobre el monto del gasto en prestaciones por desempleo en 2009, que creció de forma vertiginosa. El gasto rondó los 31.500 millones de euros, un 50% más que el año anterior. Trabajo destacó que 318.197 personas han pedido el nuevo subsidio de 420 euros al mes para los parados que agotaron la prestación, muy cerca ya de sus previsiones iniciales.

Díaz Ferrán opina que justifica la reforma laboral

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha subrayado que los datos del paro registrado demuestran "una vez más que es necesario acometer una reforma laboral" que la patronal espera comenzar a negociar con sindicatos y el Gobierno "en pocas semanas". Para el presidente de la CEOE, "cualquier cifra de incremento es negativa", aunque ha valorado el hecho de que dicha cifra haya sido "inferior" a lo que se preveía, que era "un dato peor".

El coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, ha afirmado que "el problema fundamental" en España "se llama puestos de trabajo" y que hay que resolverlo antes de "acometer reformas" como la de las pensiones con el atraso de la jubilación, que supone "recortar derechos adquiridos". Montoro ha dicho que hoy es un día "francamente preocupante y negativo" para España.

Más información