Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

GM acepta que los trabajadores sean accionistas de Opel

La compañía estadounidense ha llegado a un acuerdo con los sindicatos, aunque queda por concretar el porcentaje que pasa a manos de los empleados

General Motors sigue tratando de aclarar el futuro de Opel tras dar marcha atrás el mes pasado y renunciar a su venta. GM ha aceptado este miércoles que los trabajadores participen en el capital de Opel, aunque sigue sin haber acuerdo sobre el porcentaje, según ha informado el presidente del comité de empresa europeo del fabricante alemán, Klaus Franz.

"GM está dispuesto a ceder una parte de Opel a la plantilla", ha declarado el sindicalista alemán al término de la ronda negociadora que hoy celebraron en Rüsselsheim la dirección de Opel y el foro europeo de trabajadores Opel.

Franz no ha cuantificado los porcentajes puestos sobre la mesa, pero fuentes próximas a las conversaciones recuerdan que con el grupo austríaco Magna (a quien General Motors iba a vender en un principio su división europea con el acuerdo del Gobierno alemán y de los trabajadores) se acordó un 10% a cambio del mismo sacrificio salarial que pide GM.

La empresa, que mantiene en España la planta de Figueruelas, se ha mostrado dispuesta a respetar los acuerdos con Magna y dejar en 900 el número de puestos de trabajo que suprimirá.

GM, que se encuentra en un profundo proceso de transformación para intentar salir de la crisis de modelo, producción y ventas en la que se encuentra sumida, ve en Opel una ayuda esencial para su nueva orientación y de ahí el interés por llegar a un acuerdo con todas las partes.