La Fed no tocará los tipos en un "largo periodo de tiempo"

El banco central estadounidense deja el precio del dinero en la zona cero y reitera su confianza en la recuperación económica

La Fed mantiene su postura de no subir el precio del dinero. Por ahora. El órgano decisorio de la Reserva Federal (Fed) de EE UU ha concluido una reunión que ha durado dos días y en la que ha decidido no subir los tipos de interés -entre el 0% y el 0,25% desde diciembre de 2008- en un "largo periodo de tiempo". En un comunicado difundido a las ocho de la tarde de este miércoles hora peninsular, la Fed ha asegurado que desde su última reunión celebrada en septiembre, la recuperación "ha seguido tomando cuerpo".

La Fed, por lo tanto, no parece aún dispuesta a cambiar el rumbo, a pesar de que hace poco aseguraba que la estrategia actual podría variar a finales del año que viene. Su presidente, Ben Bernanke, ya dejó claro a principios de octubre que la estrategia de la entidad reguladora de no subir los tipos no duraría eternamente. El mandamás explicaba que cambiaría su política cuando la recuperación económica esté más cuajada, el mercado de trabajo retome el pulso y la inflación comience a despuntar, tres cosas que hasta el momento no se han concretado.

Más información
EE UU subirá los tipos cuando la recuperación sea palpable
La Reserva Federal avisa de un cambio de rumbo
La empresa privada en EE UU elimina 203.000 puestos en octubre
La productividad en EE UU sube un 9,5%

Dentro de la Fed conviven dos corrientes de opinión: cambiar de estrategia o seguir en la misma línea. Dos de los miembros del consejo de gobernadores, Kevin Warsh y Thomas Boeing, aseguraban abiertamente también a principios de octubre que la Fed podría verse obligada a actuar pronto. Otros dos, William Dudley y Daniel Tarullo, pedían más prudencia y explicaban que el alza de precios no es un problema y recordaban que la recuperación será débil.

La primera potencia mundial ha dejado atrás la recesión y, además, lo ha hecho con decisión tras crecer un 0,9% en el tercer trimestre del año (3,5% en tasa anualizada), según el primer cálculo del Departamento de Comercio de Estados Unidos, hecho público el pasado jueves. De esta manera, EE UU daba carpetazo a la peor contracción económica que ha vivido en los últimos 70 años.

Intervención gubernamental decisiva

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Algunos analistas insisten en que lo peor ya ha pasado, pero otros consideran que el crecimiento decaerá una vez que el Gobierno retire las ayudas públicas. A pesar de que el crecimiento ha estado bien repartido, la Administración de Obama ha destinado 800.000 millones de dólares, principalmente comprometidos al programa de rescate Cash for Clunkers (dinero por chatarra), que ha incentivado la compra de automóviles, y a otro que ofrecía una línea de crédito a aquellos que comprasen una casa por primera vez, para evitar que la debacle fuera mayor. Sin la aportación de los coches, por ejemplo, la economía hubiese crecido al 1.9%. Muchos temen que cuando el Gobierno retire sus ayudas, algo que por otra parte no sucederá en un futuro próximo, el crecimiento caerá hasta el 1% o el 2%.

Desempleo

En un país donde el gasto de los consumidores representa dos tercios de la actividad económica, el desempleo supone un grave problema. La tasa de desempleo se acerca en estos momentos al 10% (9,8% en septiembre), la más alta de los últimos 26 años, y se espera que continúe subiendo en 2010.

La Fed ha explicado que "el gasto de los hogares parece haberse expandido, pero permanece restringido por las continuas pérdidas de empleo y la menor riqueza de los hogares". No obstante, ha apuntado que las empresas recortan empleos a un "ritmo más moderado". De hecho, las compañías privadas en Estados Unidos suprimieron 203.000 puestos de trabajo en octubre, la cifra más baja en casi año y medio (desde julio de 2008), según la empresa de análisis Automatic Data Processing (ADP).

La entidad reguladora también ha anunciado que reducirá "gradualmente" el ritmo de las compras de deuda y ha anticipado que estas transacciones serán ejecutadas a finales del primer trimestre de 2010. De esta manera, el organismo espera rebajar la intervención realizada hace un año para sustentar a los mercados financieros.

Wall Street celebra la constancia

La expectación en Wall Street ha sido máxima durante toda la tarde a esperas del anuncio de la Fed. Los inversores confiaban en que la entidad reguladora mantendría los tipos en la zona cero y así ha sido. Una vez conocida la decisión, a una hora y media del cierre de la jornada, el índice Dow Jones avanzaba un 1,42%.

Imagen de la sede de la Reserva Federal en Washington, D.C. La entidad reguladora mantendrá los tipos en la zona cero.
Imagen de la sede de la Reserva Federal en Washington, D.C. La entidad reguladora mantendrá los tipos en la zona cero.AFP

¿Por qué la Fed mantiene los tipos?

Los tipos de interés fijan el precio del dinero. Cuando los tipos de interés son bajos, la demanda sube, las empresas y los particulares piden más créditos y la economía recibe un empujón. Los niveles históricamente bajos de la tasa de interés en EE UU tienen como objetivo sostener el sistema financiero en medio de la recesión más profunda desde la Gran Depresión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS