Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre afirma que "muy probablemente" González presidirá Caja Madrid

El PP y el PSOE desmienten un acuerdo para proponer a De Guindos como sustituto de Blesa

El proceso para relevar a la cúpula directiva de Caja Madrid ha sumado hoy un nuevo episodio en el conflicto abierto por el control de la cuarta entidad española, donde se entrecruzan los intereses de los dos partidos mayoritarios, sus agrupaciones autonómicas y el Ayuntamiento dirigido por Alberto Ruiz Gallardón. Según ha informado a primera hora del día Europa Press citando fuentes políticas, las direcciones de PP y PSOE a nivel nacional habrían llegado a un acuerdo para sustituir a Miguel Blesa por Luis de Guindos en la presidencia de la caja. Acuerdo desmentido minutos después por Génova, tal y como ha reconocido Europa Press en una segunda nota contraria a la primera al tiempo que, desde Férraz, el vicesecretario general socialista, José Blanco, también negaba la noticia.

De hecho, según ha afirmado el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, Esperanza Aguirre ha insistido hoy en que "no descarta" que el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González, sea el candidato de consenso a la presidencia de Caja Madrid, lo que "muy probablemente" así será, ha añadido. Además, ha reiterado que llevará a la Asamblea de la entidad una lista única, conjunta y consensuada. Sin embargo, González no cuenta con el apoyo del líder del PP, Mariano Rajoy, ni está bien visto por el Banco de España, que prefiere ejecutivos financieros para cargos de tanta responsabilidad como dirigir la segunda caja de ahorros española.

Sobre la aparición de De Guindos en la terna de posibles candidatos, lo que sí está confirmado es que las direcciones nacionales de PP y PSOE se reunieron ayer por la noche para abordar este tema y parece ser que hubo un principio de acuerdo con el nombre del ex secretario de Estado, que sí cuenta con el apoyo del PSOE madrileño, sobre la mesa. Esta apuesta hubiera supuesto un órdago de Rajoy contra Aguirre, según apuntan medios políticos.

En cualquier, es Aguirre -y no Rajoy- la que tiene el control sobre la Asamblea General de Caja Madrid, que es el órgano que debe elegir el sustituto de Blesa. Por eso, quizá no han acabado las negociaciones. "No hemos mantenido ninguna reunión ni la tendré", aseguró la semana pasada la presidenta del PP madrileño preguntada sobre si había hablado con Rajoy sobre el futuro de la entidad.

Luis de Guindos es un ejecutivo de prestigio en el sector financiero. Es responsable de la división financiera de la consultora y auditora PricewaterhouseCoopers (PwC) y miembro de su ejecutiva. Fue presidente de Lehman Brothers para España y Portugal y anteriormente ocupó la secretaría de Estado de Economía con el gobierno de Aznar y con Rodrigo Rato como vicepresidente.

De su parte, el proceso electoral en la caja está actualmente suspendido de forma cautelar por una juez de Madrid a petición del Ayuntamiento de Madrid, que llevó a los tribunales el reparto de los 64 miembros de la Casa Real en la Asamblea de la entidad al entender que lesionaba sus derechos de representación. Sin embargo, la Comisión Electoral de Caja Madrid ha seguido adelante con el proceso, aunque ha suspendido lo relativo al nombramiento de los nueve consejeros que podrían corresponder al consistorio para evitar entrar en desacato.

Menos de ganancias, pero freno al avance de la morosidad

Entre enero y septiembre de 2009, Caja Madrid obtuvo un beneficio neto de 622,3 millones de euros. Por tanto, la entidad experimentó un retroceso interanual del 44,8%, derivado de su apuesta por destinar parte de sus ingresos a engordar su dotación a provisiones. Sin embargo, pese al recorte de sus ganacias, las provisiones voluntarias ayudarán a Caja Madrid a afrontar la tasa de mora, que cerró septiembre en el 5,38% (3,57 puntos más que un año antes) y que ha empezado a mejorar ligeramente en comparación intertrimestral, ya que se situaba en el 5,55% a finales de junio.

Más información