Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los precios agudizan su caída dos décimas hasta el 1% en septiembre

El transporte, los coches y los alimentos mantienen al IPC en negativo. -La inflación subyacente roza el cero

Los precios siguen sin revertir su tendencia y han cerrado septiembre a la baja por séptimo mes consecutivo. Según ha confirmado hoy el Instituto Nacional de Estadística, el Índice de Precios al Consumo (IPC) han caído en septiembre dos décimas con respecto al mes anterior, la misma proporción en que ha bajado la tasa interanual, con lo que los precios se sitúan un 1% por debajo del nivel de hace un año. A pesar de la terquedad de la inflación en seguir en terreno negativo, que se ha expandido desde las materias más volátiles como la energía o los alimentos a casi todos los grupos, el Gobierno sigue descartando un escenario de deflación ya que el actual descenso se explica por la "variación de los costes del petróleo" y mantiene su previsión de que el IPC acabará el año en "crecimiento positivo", aunque "muy moderado", según ha reiterado hoy la ministra de Economía, Elena Salgado.

Tal y como reflejó el indicador adelantado del Índice de Precios al Consumo Armonizado, la inflación interanual ha agudizado su descenso en septiembre después de echar el freno en agosto, cuando los precios subieron seis décimas, hasta situarse en una tasa negativa del 0,8%, frente al mínimo histórico del -1,4% alcanzado en julio. No obstante, el Ejecutivo confía en que el punto mínimo de inflexión en el abaratamiento del barril de petróleo que tuvo lugar en los últimos meses de 2008, cuando llegó a costar 35 dólares, permite el repunte de los precios de aquí a final de año.

El descenso de los precios en tasa interanual fue consecuencia, principalmente, del abaratamiento del transporte y por la disminución del precio de los automóviles, de los alimentos y las bebidas no alcohólicas y de los hoteles, cafés y restaurantes. De hecho, en el último año solo la medicina ha tenido una mínima repercusión al alza en el IPC. En este sentido, la inflación subyacente, que mide la evolución de los precios excluyendo los alimentos no elaborados ni los productos energéticos, ha aumentado su descenso en septiembre en tres décimas hasta el 0,1%, con lo que suma 15 meses sin subir y ya estaría en negativo si no fuera por la reciente subida de los impuestos al tabaco, que aportó tres décimas de subida a esta tasa. Por comunidades, el índice del INE únicamente sube en Ceuta.

El INE publica hoy por primera vez el Indice de Precios de Consumo Armonizado a impuestos constantes (IPCA-IC) por orden de la oficina estadística de la UE, Eurostat, que recoge la evolución de los precios sin incluir las subidas o bajadas de impuestos y que en agosto -puesto que se difunde con un mes de retraso- subió cuatro décimas respecto a julio y se situó en el -1,1% en tasa interanual.

El descenso del -1% de septiembre se aleja y mucho de los máximos cercanos que se apuntó el IPC en julio pasado con un 5,3%. A partir de entonces, la inflación comenzó a descender, entrando por primera vez en negativo en el mes de marzo de este año, por el abaratamiento del petróleo.