Un ejecutivo español del Banco Central Europeo pide una reforma laboral "urgente"

González-Páramo llama a la prudencia tras los datos positivos de Alemania y Francia

El debate sobre el mercado laboral español no termina. A las opiniones lanzadas por empresarios, sindicatos y políticos en plena negociación social se une ahora la del miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), el español José Manuel González-Páramo, que en una entrevista asegura que existen "pocas dudas" de que el mercado laboral español es "muy rígido, ineficiente y socialmente injusto", por lo que necesitaría de una reforma urgente ya que "perjudica de manera muy clara a algunos segmentos de la población, por ejemplo, los jóvenes".

En opinión de González Páramo, "todos los análisis solventes" tienen identificadas "con bastante claridad" las causas del mal funcionamiento del mercado laboral español. El economista ha apostillado que la decisión sobre qué reformas efectuar "compete al Gobierno" español, aunque ha advertido al Ejecutivo sobre la importancia de no indexar los salarios al IPC ya que "llevan asociado el riesgo de desatar y acelerar espirales de salarios y precios, que en el pasado han estado en la raíz de prolongados episodios de desempleo masivo".

Más información

Pero el desempleo no es el único problema al que se enfrenta tanto la economía española como la del resto de los países de la eurozona. Pese a las "buenas señales" y el optimismo generado por los recientes brotes verdes del crecimiento del PIB de Francia y Alemania en el segundo trimestre la situación económica "sigue siendo muy incierta", según González Páramo. Por ello, el miembro español en el consejo del BCE llamó a la prudencia "a la hora de interpretar los datos más recientes".

Estabilidad fiscal y del dinero

El miembro del consejo del BCE considera necesario que los países comiencen a dar pasos a favor de la estabilidad fiscal y del cumplimiento de los criterios del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) tras el gran déficit público en el que han incurrido los países de la zona euro.

El panorama económico incierto apunta, por tanto, a una estabilidad en el precio del dinero, según las palabras de González-Páramo, quien explica que el nivel actual de los tipos de interés, que se encuentran en un nivel históricamente bajo (1%) "es adecuado para el conjunto de la zona euro" según la información de la que dispone el BCE en la actualidad.

Lo más visto en...

Top 50