Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El financiero Allen Stanford se entrega al FBI acusado de fraude

El magnate tejano ha comparecido hoy ante el juez por una presunta estafa 5.750 millones

El financiero Allen Stanford se ha presentado hoy ante un tribunal federal de Virginia, después de haberse entregado a los agentes del FBI, para responder a las acusaciones de un fraude de 8.000 millones de dólares (5.745 millones de euros) relacionadas con su banco de Antigua, según han informado funcionarios estadounidenses.

La Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) acusa a Stanford de vender fraudulentamente 8.000 millones de dólares (unos 5.750 millones de euros) en certificados de depósitos con tasas de interés inusualmente altas a través del Stanford International Bank (SIB), con oficinas centrales en Antigua.

Leroy King, jefe de la Comisión Reguladora de Servicios Financieros de Antigua y Barbuda, ha sido acusado de ser un colaborador clave en la trama. King, Stanford y varios socios se enfrentan a cargos de fraude, conspiración y obstrucción a la justicia.

"Dinero de sobra"

"Si la SEC no hubiera intervenido y destripado una entidad viva y fuerte, como lo hicieron, no hay dudas sobre la faz de la tierra de que todos habrían sido compensados y habría dinero de sobra", dijo Stanford en abril. En su demanda civil, la SEC acusó en febrero a Stanford, a un antiguo compañero de universidad suyo y a tres de sus empresas de llevar a cabo un esquema Ponzi o fraude piramidal durante por lo menos diez años y de haberse apropiado indebidamente de al menos 1.600 millones de dólares de sus inversores en Estados Unidos, el Caribe y Latinoamérica.

"Esto comienza a traer un desenlace para las víctimas", dijo Jacob Frenkel, un ex funcionario de fiscalización de la SEC, refiriéndose a la acusación criminal. Stanford comenzó a labrar su fortuna en el sector inmobiliario a principios de la década de 1980 y convirtió la firma de su familia en una compañía global de administración de riquezas.

Antes de que la SEC presentara cargos por fraude contra Stanford, su fortuna personal fue estimada en cerca de 2.200 millones de dólares por la revista Forbes. Tenía casas en Antigua, St. Croix, Florida y Texas. Hasta la fecha, el único ejecutivo ligado a Stanford que ha enfrentado cargos criminales es Laura Pendergest-Holt, la presidenta de inversiones de Stanford Financial Group, quien fue arrestada en febrero por el FBI y más tarde fue puesta en libertad bajo fianza.

Pendergest-Holt y James Davis, compañero de cuarto de Stanford cuando asistían a la Baylor University y que sirvió como presidente financiero de la compañía, fueron nombrados en la acusación civil de la SEC. No obstante, Davis no ha sido acusado de actividades criminales y está cooperando con las autoridades federales, aunque su abogado dice que espera que finalmente su cliente también sea acusado.

La unidad de servicios de Madoff vuelve a operar

La antigua unidad de servicios de mercado del grupo de negocios de Bernard L. Madoff, acusado de cometer un fraude piramidal de más de 50.000 millones de dólares, volverá a operar el próximo jueves bajo el nombre de Surge Trading, según ha informado el diario Financial Times.

El negocio, conocido anteriormente como Castor Pollux Securities, será dirigido por Frank Petrilli, ex consejero delegado de TD Waterhouse, y ofrecerá diversos servicios de comercialización a brokers e instituciones financieras. La sede de la firma estará situada en el número 885 de Third Avenue en Manhattan, un edificio conocido como el pintalabios desde cuya planta 17 Bernard L. Madoff dirigió su multimillonario fraude.

Asimismo, Surge Trading contará con ex miembros de la plantilla de los negocios de Madoff y utilizará varios activos que pertenecieron a la antigua unidad de servicios de mercado del ex presidente de Nasdaq, como su plataforma de 'trading' y los sistemas tecnológicos, que fueron adquiridos el pasado miércoles.

Más información