Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cambios en el sistema financiero

El plan de Obama para reformar el sistema financiero choca con las primeras dudas en el Congreso

Demócratas y republicanos critican el proyecto, que otorga más poder a la Fed y que aspira a convertirse en la mayor reforma desde la Gran Depresión

Al igual que ya le ocurrió con los planes de rescate y estímulo, sacados adelante con esfuerzo, reticencias de los propios demócratas y muchos votos en contra, la reforma de la regulación financiera propuesta por el Gobierno de Barack Obama se ha encontrado este jueves con las primeras muestras de oposición y duda durante la defensa que ha hecho del plan el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, en el Congreso. El proyecto presentado ayer, que da más poderes a la Reserva Federal (Fed) en materia regulatoria supone la mayor reforma del sistema desde la época de la Gran Depresión.

Esta reforma, argumentó Geithner, "sentará las bases para un sistema financiero más estable, que pueda ofrecer las ventajas de una innovación financiera impulsada por el mercado, al tiempo que salvaguarda contra los excesos del mercado". Pero no todo el mundo comparte el criterio del titular del Tesoro, uno de los principales arquitectos del plan de reforma. Entre los puntos más espinosos está el deseo del Gobierno de reforzar la Fed para que supervise aquellas instituciones financieras cuya quiebra puede amenazar a otras firmas y a la economía en su conjunto.

La Fed ya se encarga de la política monetaria, de las operaciones de la banca a nivel internacional, de la protección de los consumidores y es el prestamista de último recurso. No creo que podamos dejar que la Fed desempeñe tantos papeles

"La Fed ya se encarga de la política monetaria, de las operaciones de la banca a nivel internacional, de la protección de los consumidores y es el prestamista de último recurso", dijo el senador republicano Richard Shelby. A su juicio, esa multiplicidad de funciones genera en ocasiones conflictos: "No creo que podamos dejar que la Fed desempeñe tantos papeles", ha añadido Shelby, uno de los que se oponen a que el banco central tenga todavía más atribuciones.

Críticas demócratas

Las críticas no vienen solo del lado republicano. El senador demócrata por Nueva York Charles E. Schumer asegura en este sentido que "muchos reguladores tienen a producir menos vigilancia sobre el conjunto" del sistema, mostrando la incomodidad o cuando menos las dudas de algunos demócratas sobre los planes de Obama y su equipo. El propio presidente del Comité Bancario del Senado, ante el que ha comparecido Geithner, el demócrata Christopher Dodd, ha reconocido que los planes para convertir a la Fed en un "super-policía" del sector financiero generan preocupación. "Hay un debate saludable sobre si permitir que la Fed tenga ese papel", ha dicho Dodd.

Pero Geithner ha defendido la actual propuesta, al señalar que otros bancos centrales en todo el mundo tienen también la doble función de fijar la política monetaria y establecer disposiciones para impedir un riesgo sistémico. "No veo conflicto", dijo el responsable del Tesoro, quien ha añadido que la tendencia general internacional es dar a los bancos centrales más poder y no menos.