Los trabajadores paralizan los astilleros de Sestao en protesta por las subcontratas

Los sindicatos denuncian "la competencia desleal" de las empresas y desvinculan la movilización del hecho de que sean extranjeros

La actividad en La Naval de Sestao (Vizcaya) está paralizada por una protesta que desde la madrugada protagonizan ante la fábrica empleados subcontratados de las industrias auxiliares del astillero, según han informado fuentes sindicales. Desde aproximadamente las 5,30 horas de la mañana, dichos trabajadores están concentrados a las puertas de la factoría, sin que se hayan registrado incidentes, en protesta por el abaratamiento de la mano de obra que supone la realización de contratos "en origen" a empleados procedentes de países como Portugal o Rumanía.

"Han echado a gente para luego contratar a trabajadores que cobran menos" por realizar la misma tarea y eso ha provocado "la indignación" de la plantilla, según puntualizan desde CC OO al tiempo que matizan que la protesta es independiente del hecho de que sean extranjeros. "Ellos también son víctimas", añaden.

Más información
La huelga xenófoba de Reino Unido se acerca al fin tras ceder la empresa
Un 25% de los españoles prefiere que las empresas primen la nacionalidad sobre la capacidad

En concreto, los manifestantes reclaman que se les apliquen las mismas condiciones laborales que a los trabajadores locales y no las de sus países de origen. Los representantes sindicales y la dirección de La Naval se encuentran reunidos para analizar el conflicto.

Fuentes de CCOO han indicado que las movilizaciones de los subcontratados -ayer también protagonizaron una manifestación de protesta- es expresión de un enfado y han puntualizado que la "competencia desleal" la practican las empresas al contratar trabajadores en condiciones laborales inferiores. Además, matizan que es independiente del país de origen de los contratados.

Además, el sindicato se ha mostrado crítico con el "rumbo" que están tomando las movilizaciones al considerar "peligroso" que "se desenfoque el problema" y se culpe a los trabajadores extranjeros y ha abogado por abordar el asunto de forma "menos visceral". En este punto, no niegan que algunos trabajadores a título personal hayan podido criticar la llegada de extranjeros, tal y como ocurrió durante las protestas de tinte xenófobo que el pasado febrero bloquearon la industria de refino de petróleo en Reino Unido.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Para superar la situación, CC OO plantea tratar el conflicto en una mesa que reúna a la dirección de La Naval, a su comité de empresa, a los responsables de las empresas subcontratadas y a los representantes sindicales de sus trabajadores a fin de establecer una regulación en este ámbito, que, según defiende, debe suponer como mínimo la aplicación del convenio provincial del metal a los trabajadores extranjeros. Según sus datos, La Naval de Sestao cuenta con una plantilla propia de 400 trabajadores y más de 1.000 empleados de empresas subcontratadas.

Un grupo de obreros junto a La Naval, en la ría de Bilbao.
Un grupo de obreros junto a La Naval, en la ría de Bilbao.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS