Cerca de 120.000 pensionistas cobran 20 euros de más por otro error de Hacienda

Los jubilados afectados entre enero y febrero por el fallo en el cálculo del IRPF deberán devolver el dinero en los próximos meses

La deducción de 400 euros en el IRPF que el Gobierno aprobó hace un año para reactivar el consumo está causando algún que otro quebradero de cabeza a la hora de cuadrar las nóminas y las prestaciones de la Seguridad Social. De hecho, un error en el programa informático que difunde la Agencia Tributaria para calcular las retenciones -y que ya ha sido subsanado- ha motivado que unos 120.000 jubilados cobrasen 20 euros de más de media en sus pensiones de enero y febrero, según han confirmado en fuentes de Hacienda.

Según ha informado la propia Agencia un día después de publicarse que otro fallo vinculado a la misma ayuda de 400 euros ha causado la emisión de 140.000 borradores de la renta incorrectos, los afectados por este nuevo error han sido pensionistas que cobran entre 12.000 y 22.000 euros y que, en su conjunto, deberán devolver los 4,8 millones de euros que han recibido de más en este periodo. O han retenido de menos, según se mire. El ajuste se realizará de forma progresiva durante los próximos meses.

Más información

Para solucionar el error, detectado a mediados de enero y que ya está totalmente subsanado, ha habido que esperar hasta la difusión de una segunda versión del programa, que se empezó a distribuir a principios de febrero. Este modelo informático se usa para fijar las retenciones mensuales con cargo al IRPF para que a la hora de echar cuentas con Hacienda al final de cada ejercicio, el resultado a devolver o ingresar por este impuesto sea lo más próximo a cero posible.

No obstante, a pesar de que la desviación en los pagos solo se ha podido cuantificar en los pensionistas, también afectará a "una pequeña parte" de los asalariados que, según la Agencia, es claramente inferior al 10% del total. Concretamente, ha afectado a un número indeterminado de trabajadores por cuenta ajena que cobran entre 12.000 y 22.000 euros y que, con sorpresa, han visto cómo su nómina de marzo se reducía tras la aplicación de la deducción del IRPF de forma correcta.

No obstante, la Agencia asegura que "ni las entidades pagadoras de nóminas o pensiones, ni mucho menos los trabajadores o pensionistas, tienen que realizar cálculo alguno ya que la nueva versión del programa regulariza de forma automática las posibles diferencias en las retenciones". Bastará con que las entidades apliquen las nuevas herramientas de cálculo para que las retenciones se hagan correctamente.

Lo más visto en...

Top 50