El HSBC anuncia una ampliación de capital de más de 14.000 millones de euros

El primer banco europeo quiere afrontar la caída de sus beneficios en un 70% y la destrucción de 6.100 empleos en EE UU

El primer banco europeo, el británico HSBC, ha anunciado que planea una ampliación de capital de 12.500 millones de libras (14.125 millones de euros) a través de la emisión de nuevas acciones, así como el cierre de la actividad de préstamos de consumo en Estados Unidos, bajo las marcas HFC y Beneficial.

En un comunicado remitido a la Bolsa de Valores de Londres, el HSBC precisa que la ampliación ayudará a la institución bancaria a afrontar el impacto de una situación económica que califica de incierta. Ayer la prensa se hizo eco de esta ampliación de capital después de que el diario Financial Times citara fuentes del banco para informar sobre ella. El banco, que emitirá nuevas acciones a 254 peniques por título, considera que este plan es para el mejor interés de los accionistas a fin de ayudar a fortalecer la buena posición de la institución.

Más información

De hecho, el HSBC ha informado de que en 2008 registró una caída de sus beneficios anuales atribuidos hasta alcanzar 5.728 millones de dólares (unos 4.519 millones de euros), un descenso del 70% frente al 2007. El beneficio bruto se situó en 9.307 millones de dólares (unos 7.343 millones de euros) en el 2008, lo que supone un descenso del 62% frente al 2007, cuando el beneficio bruto alcanzó 24.212 millones de dólares (unos 19.103 millones de euros).

Asimismo, el banco ha anunciado la destrucción de 6.100 empleos en EE UU, donde planeaba replegarse ante las fuertes pérdidas de su filial HSBC Finance Corporation. La institución, que se ha visto afectada por las pérdidas en el mercado de las hipotecas de alto riesgo en EE UU, también ha indicado que recortará el dividendo anual en un 29% hasta 0,64 dólares por acción (unos 0,50 céntimos). De esta manera, se cumplen los pronósticos de los analistas que esperaban esta caída y un recorte del dividendo.

Sin inmunidad

Al dar a conocer los resultados, el presidente del HSBC, Stephen Green, ha señalado que el 2008 fue el año más difícil para la economía global y los servicios financieros en más de medio siglo. Green ha subrayado que el HSBC no ha sido "inmune" a la crisis, pero ha puntualizado que el negocio del banco está construido sobre una base sólida, por lo que los resultados "demuestran nuestra capacidad para soportar la tormenta".

Aún así, pese a la profunda crisis bancaria británica, el HSBC es uno de los bancos que no ha solicitado ayudas al Gobierno, que en sólo cinco meses ha tenido que poner en marcha tres planes de rescate para uno de sus competidores, el Royal Bank of Scotland (RBS). La semana pasada el RBS y el Tesoro británico llegaron a un acuerdo por el que el Gobierno asegurará contra posibles pérdidas un gran paquete de activos del banco escocés considerados tóxicos y valorados en 325.000 millones de libras (365.000 millones de euros).

Lo más visto en...

Top 50