Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El oro, o cómo encontrar rentabilidad en medio de la crisis

El metal precioso se convierte en el valor preferido por analistas e inversores, que auguran un importante auge de su cotización

La crisis financiera mundial ha dañado los principios del capitalismo tal y como se entendía hasta ahora, ha dejado en evidencia a muchos economistas y ha eliminado el margen de predicción sobre el comportamiento de los mercados. Pero ha dejado una verdad en pie: el oro sigue sigue siendo un gran valor refugio. Si se descarta la opción de convertirse en 'osos' e invertir en corto previendo más pérdidas en las bolsas para luego vender, práctica lucrativa pero propia de los hedge funds y susceptible de ciertas críticas éticas y morales, el oro se convierte en la mejor opción de inversión.

Así, al menos, lo consideran expertos y analistas y así lo dicen los datos de cotización. El oro alcanzó el viernes pasado niveles desconocidos desde octubre, cuando la extrema volatilidad en las bolsas ya llevó a los inversores al valor refugio por excelencia.

Las inversiones en el SPDR Gold, el mayor mercado del mundo en la materia, alcanzaron este lunes el récord de 853 toneladas. Mientras las bolsas de todo el mundo caen, Standard and Poors de Wall Street o el Ibex perdieron más de un 8% en enero, el oro subió un 5% en ese mismo mes. Ni siquiera tiene rivales entre el resto de 19 principales materias primas, que perdieron un 4% en el Reuters/ Jefferies CRB Index.

Las ventajas

El inversor y analista canadiense Eric Sprortt, que tiene a bien ser de los pocos que predijo hace un año la situación en la que estamos inmersos, aseguró que el oro llegará a cotizar a 2.000 dólares, más del doble de lo actual. Desde que decidió comprar oro, en marzo del año pasado, las 81 compañías del índice Standard and Poors 500 han perdido el 61% de su valor (y no han sido de los peor parados) mientras que el precio internacional del oro ha aumentado un 6%. No es el único que ha dirigido su mirada a este valor. Distintos fondos de inversión han convertido Yamana Gold o Goldcopr Inc en valores habituales e importantes de sus carteras.

También ayuda a este auge del oro la debilidad histórica del dólar y la progresiva caída del interés de los inversores en la deuda de los países, según apunta Francisco López Ollé, analista de X- Trade Brokers. "Las bajas rentabilidades de la deuda pública y la preocupación sobre la repercusión inflacionista de las políticas monetarias expansivas son también factores alcistas para este metal precioso", añade este analista, que dibuja un único escenario negativo para el oro: la llegada de la deflación. Pero, entonces, la cotización internacional del oro sería el último de los problemas de cualquier inversor.