Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quiero mi hipoteca con JPMorgan

El banco estadounidense aplaza tres meses el cobro de las hipotecas a todos sus clientes

Faltan aún dos meses para Navidad pero 400.000 familias estadounidenses han recibido ya el mejor regalo que podían esperar: el aplazamiento del pago de su hipoteca. JPMorgan, el mayor banco estadounidense por valor bursátil, ha decidido adoptar una medida de choque frente a la crisis: aplazar el pago de la cuota del crédito hipotecario para todos sus clientes en al menos 90 días.

Además del aplazamiento, el banco, que recibió una inyección del Gobierno de 25.000 millones de dólares, ha anunciado que va a estudiar planes para facilitar el pago de las hipotecas que ascienden a un valor total de 110.000 millones de dólares (85.000 millones de euros) como reducir el tipo de interés o incluso el principal de la deuda. También abrirá oficinas las 24 horas en aquellas áreas donde haya un mayor nivel de morosidad con el fin de negociar con los afectados.

El riesgo de impago en España es mayor que en EE UU, según un estudio

El problema de los impagos hipotecarios es, además del origen de la crisis financiera, una soga al cuello de miles de hogares en EE UU. Más de cuatro millones de familias llevan al menos un mes de retraso en el pago de sus hipotecas con, y otro medio millón de personas se han visto obligadas a iniciar los trámites para iniciar el proceso de ejecución hipotecaria, según los datos de junio pasado de la Asociación de Banca Hipotecaria de Estados Unidos. las consecuencias son devastadoras:se estima que 1,7 millones de familias pueden ser desahuciadas este año.

Para evitarlo, varias agencias gubernamentales están trabajando en un plan de rescate hipotecario, y para el que está previsto que se destinen 50.000 de los 700.000 millones de dólares del plan de rescate aprobado hace varias semanas para hacer frente a la grave crisis financiera.

En España, pese a que el nivel de morosidad se ha disparado, ni el Gobierno ni los bancos han anunciado ninguna medida para ayudar a las familias que tengan problemas para pagar su hipoteca. El Ejecutivo y las entidades financieras, que tienen a su disposición fondos y avales públicos por 150.000 millones de euros ante posibles contingencias, consideran que el problema de las hipotecas basura (o subprime como se las denomina en EE UU) no afectará a nuestro país.

No todos piensan lo mismo atendiendo a tres factores que nos colocan en muy mala posición respecto a otros países de nuestro entorno. La familias españolas deben un billón de euros a los bancos a cuenta de sus casas; la tasa de paro y su ritmo de crecimiento son los mayores de la UE, y, obviamente, muchos de esos parados no podrán afrontar los pagos; y el esfuerzo de las familias para financiar la compra de su vivienda está entre lo mayores del mundo, ya que deben destinar el 48,7% de su renta bruta, según los últimos datos del Banco de España. Mileuristas e inmigrantes serán los primeros en engrosar la lista de los morosos que no podrán afrontar los pagos.

Entre los que opinan que la jauja hipotecaria estáa punto de desvanecerse destaca un estudio titulado El ladrillo no es desarrollo del economista Ricardo Vergés, publicado por El Observatorio Inmobiliario y de la Construcción, señala sin ambages que el esfuerzo inversor en nueva vivienda en España es 4,5 veces mayor intenso que en Estados Unidos. En el mismo se afirma que los EEUU nunca llegaron a construir más de nueve viviendas por mil habitantes y siempre las vendieron a precios equivalentes, como mucho a 3,5 rentas familiares medias, mientras que en España, se han llegado a alcanzar las 22 nuevas viviendas por mil habitantes, vendidas a precios que todavía superan las 6,5 rentas familiares medias. "O sea que en los últimos años, el esfuerzo inversor en nueva vivienda en España ha llegado a ser cuatro veces y media más intenso que en EE UU", indica.