Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

France Telecom quiere paralizar en los tribunales la nueva red de Internet de Telefónica

Orange pide a la Audiencia Nacional que bloquee la oferta de Telefónica de 30 megas

La red de ADSL de Telefónica, la única que llega a casi todos los hogares, se ha quedado obsoleta. El incremento del tráfico de Internet y las nuevas aplicaciones como la televisión de alta definición obligan al despliegue de una nueva de fibra óptica que multiplicará la velocidad desde los actuales 3 megabit por segundo (Mbps) hasta 1 Giga. Telefónica ya ha comenzado a desplegar esa red en las grandes capitales como Madrid y Barcelona y cuenta con todos permisos para iniciar la comercialización de servicios a partir del 16 de septiembre.

Pero sus competidores quieren impedírselo. El que ha puesto más ahínco es Orange, la marca de France Telecom. La firma francesa ha anunciado que presentará un recurso ante la Audiencia Nacional para paralizar cautelarmente la comercialización de cualquier oferta que se soporte sobre esa red. Telefónica tiene previsto realizar una primera oferta comercial de 30 megas, tras las pruebas piloto realizadas en el último año.

El consejero delegado de France Telecom España, Jean Marc Vignolles, ha anunciado hoy en los cursos de verano de Santander, que la próxima semana presentarán un recurso contencioso-administrativo contra la decisión de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) del pasado 31 de julio que autorizaba a Telefónica a ofrecer servicios sobre la nueva red con la única condición de que diera libre acceso a la competencia a los conductos y canalizaciones para que pudieran desplegar su propia red.

Orange, y otros competidores como Vodafone, entienden que, como sucede con la red actual, la CMT debe obligar a Telefónica no sólo a abrir los conductos, sino a realquilar su nueva red de fibra para que ellos puedan, a su vez, realizar ofertas al consumidor final, es decir, actuar de revendedores.

La teoría de la CMT, señalada en este mismo foro de los cursos de Santander por su presidente, Reinaldo Rodríguez, es que a partir de ahora las operadoras deben tender su propia infraestructura, en lugar de compartir una única red (la de Telefónica), con el fin de motivar la competencia y la inversión.

Por el momento, el efecto es el contrario. Vodafone ya ha anunciado que paralizará las inversiones en su red fija de fibra óptica (a través de su filial Tele2) si la CMT persiste en esta regulación que considera que "contamina" la competencia, ya que Telefónica parte de una situación de ventaja al haber heredado la red del antiguo monopolio. No obstante, Vodafone prefiere agotar la vía administrativa antes de llegar a los tribunales, según aseguró el presidente de Vodafone España, Francisco Román, en este foro de los cursos de la UIMP organizados por la patronal AETIC.