Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Deterioro económico

La crisis deja sin empleo a 207.400 personas en un trimestre y dispara la tasa de paro al 10,44%

El total de desocupados alcanza niveles desconocidos en los últimos ocho años por encima de los 2,3 millones con la tasa más alta desde 2004

El fuerte aumento del paro en el segundo trimestre del año no deja lugar a dudas: la economía española está en crisis. Según la Encuesta de Población Activa hecha pública hoy por el INE, 207.400 personas han perdido su empleo en el segundo trimestre del año, lo que equivale a unas 2.000 al día, situando la tasa de desempleo en su nivel más alto desde finales de 2004 con un 10,44%, ocho décimas más que a cierre de marzo y de nuevo sobre los dos dígitos. Gracias a este avance, el total de desocupados ha escalado a 2.381.500, una cifra desconocida en los últimos ocho años.

De hecho, este aumento de 207.400 nuevos parados que ha tenido lugar en un único trimestre iguala los ascensos registrados durante la recesión de principios de los noventa, cuando la economía española veía aumentar las colas de las oficinas del INEM a razón de un cuarto de millón de personas cada tres meses, aunque entonces la población activa era bastante menor.

Los datos de la EPA, el mejor termómetro del mercado laboral, muestran que el mayor aumento de parados entre abril y junio se ha vuelto a producir en la construcción con 87.100. Además, el rápido deterioro inmobiliario ha provocado la destrucción de 122.400 empleos en este periodo con una bajada del 4,6%, lo que ha llevado al sector del ladrillo a destruir puestos de trabajo en tasa interanual, concretamente 215.700 (un 7,9% menos), tras dos trimestres resistiendo a la embestida de la crisis.

Por detrás de la construcción, los servicios han registrado en el segundo trimestre el segundo mayor aumento del paro con 39.700 desempleados más. Sin embargo, el inicio de la temporada de verano ha logrado contrarrestar la destrucción de empleo que ha sufrido el resto de sectores gracias a los 255.500 nuevos puestos (1,9%) creados de abril a junio en los servicios, periodo tradicionalmente bueno para el mercado laboral. Este incremento, pese a ser inferior al de ejercicios anteriores, ha permitido que, a cierre del segundo trimestre, haya 22.900 personas más con trabajo que hace tres meses y 57.800 más que hace un año.

A pesar de que en el segundo trimestre se ha roto la peligrosa tendencia de destrucción de empleo iniciada en los últimos tres meses de 2007, el paro ha subido un 35,3% en los últimos doce meses con 621.600 desempleados más que hace un año. Además, tras cuatro encuestas de la EPA consecutivas al alza, la tasa de paro registrada entre abril y junio es la más alta desde finales de 2004, cuando alcanzó el 10,56%, mientras que el número total de parados es el más elevado desde el cuarto trimestre de 2000, cuando superó los 2,4 millones.

El aumento del paro se ha visto agravado por el incremento de la población activa -en disposición de trabajar-, que entre abril y junio ha aumentado en 230.200 personas hasta 22.806.700, de las que 20.425.100 estaban ocupados.

Desde el Gobierno, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, ha reconocido que el ajuste que está experimentado el empleo como consecuencia de la desaceleración económica se está produciendo sobre la contratción temporal, lo que podría explicar que en el segundo trimestre del año los asalariados con contrato temporal se redujeran en 117.800 personas.

Ello, combinado con un incremento de los contratados indefinidamente de 153.400 personas, ha permitido que la tasa de temporalidad cayera hasta niveles "mínimos", desconocidos desde 1990, situándose en el 29,4%, frente al 30,15% del primer trimestre del año.

Más hombres que mujeres y más extranjeros que españoles

El alza del paro se ha cebado más entre los hombres (un 16,1% con 164.300 nuevos desempleados) que entre las mujeres (un 3,7% y 43.100 paradas), lo que ha disparado la tasa masculina en un punto hasta el 9,07%. No obstante, ésta sigue por debajo de la femenina, que ha subido tres décimas hasta el 12,28%.

Desagregando los datos por nacionalidades, el paro de los españoles ha aumentado de abril a junio en 132.000 personas (un 7,9%), frente a un incremento de los desempleados extranjeros de 75.300 personas (un 14,9%). Por edades, la subida del desempleo se ha concentrado especialmente en el grupo de entre 25 a 54 años, con 126.000 parados más que en el trimestre anterior, seguido de la franja de 16 a 19 años con 52.000 personas.

Frente a la postura del Ejecutivo, el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, ha querido denunciar que estos datos del paro ponen de evidencia que la economía está ante "la mayor sangría que ha vivido España" desde "hace mucho tiempo", así como "perdiendo la vitalidad de su economía".

El paro baja en cuatro comunidades y sube con fuerza en Andalucía

Por comunidades, el paro sólo ha bajado en cuatro autonomías más Melilla. El mayor descenso lo ha experimentado Baleares, con 10.300 parados menos que en el trimestre anterior (un 17,5%), seguido de Asturias, con 2.500 desempleados menos, Extremadura (1.500 parados), Navarra (1.400) y Melilla (1.100). En el resto de regiones ha subido el desempleo, principalmente en Andalucía, con 56.400 parados más, Comunidad Valenciana (52.200) y Madrid (50.800).En cuanto a la ocupación, cinco de las 17 comunidades autónomas destruyeron empleo en el segundo trimestre. Fue el caso de la Andalucía, con 43.600 ocupados menos, Comunidad Valenciana (-28.800), Castilla y León (-11.100), Murcia (-3.100) y Cantabria (-1.800 ocupados). Entre los ascensos, destacaron Baleares, que creó 40.600 empleos, Cataluña (+15.200) y País Vasco (+11.800).

Más información