Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España, donde más sube la presión fiscal en los últimos siete años

A pesar del aumento de 2,9 puntos, la recaudación por impuestos sigue por debajo de la media europea con un 41% del Producto Interior Bruto

La presión fiscal de España ha aumentado 2,9 puntos porcentuales entre 2000 y 2007, hasta el 41% del Producto Interior Bruto (PIB), según datos de Eurostat recogidos por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) que la colocan al frente de sus socios del euro donde más ha subido la recaudación por impuestos en los últimos siete años.

No obstante, la presión fiscal de España sigue por debajo de la media de la UE, que llegó al 44,9% en 2007, con lo que se convierte en el decimoquinto país de la Unión en lo que se refiere al porcentaje de ingresos fiscales del Estado respecto al PIB.

Por lo que respecta al resto de países, Suecia ha registrado la mayor presión fiscal con un 56%, seguida de Dinamarca (55,1%), Finlandia (52,7%) y Francia (49,9%). En todos estos casos la presión fiscal ha descendido durante el período 2000-2007, al igual que ha ocurrido en Bélgica y Austria, los siguientes del ranking con un 48,7% y 47,5%, respectivamente.

Todavía por encima de la media de la UE-27 también se han situado Chipre (47,2%), que ha liderado el aumento de la presión fiscal en los últimos siete años con un crecimiento de 12,5 puntos, Italia (46,6%) y Países Bajos (46,3%).

Por su parte, Hungría se ha quedado a tres décimas del promedio europeo, con un 44,6%, seguida de Alemania (43,9%), Eslovenia (43,2%), Portugal (43,1%) y Bulgaria (41,2%).

Reino Unido, República Checa, Malta, Luxemburgo, Polonia y Grecia han registrado cifras en torno al 40%, mientras que Letonia, Estonia e Irlanda alcanzaron un 38%, 36,9% y 36,7%, respectivamente. Eslovaquia, Rumania y Lituania fueron las únicas que han logrado quedarse por debajo del 35%.