Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tata continúa su expansión en los coches de alta gama con la compra del diseñador italiano Pininfarina

El grupo indio acuerda entrar en el capital del diseñador italiano para aliviar sus pérdidas tras hacerse con Jaguar y Land Rover

El grupo indio Tata, que ha cerrado recientemente la adquisición de Jaguar y Land Rover a la corporación estadounidense Ford, continúa sorprendiendo por su apuesta por las marcas de más prestigio y solera del panorama europeo y, ahora, ha puesto su punto de mira en el capital del carrocero y diseñador de automóviles italiano Pininfarina.

Así lo ha asegurado hoy el presidente de Tata, Ratan Tata, quien ha explicado que la compañía india está dispuesta a acudir a la ampliación de capital que acometerá Pininfarina por un importe de cien millones de euros.

Pininfarina, responsable del diseño de muchos modelos para marcas como Ferrari, Maserati, Cadillac, Nash, Peugeot, Jaguar, Volvo, Alfa Romeo, MG, y Lancia, anunció el pasado mes de marzo un plan industrial que tiene por objetivo retornar al equilibrio en sus resultados en 2009, después de que la empresa cerrará 2007 con unas pérdidas netas de 114,9 millones de euros, lo que supone multiplicar por más de cinco los números rojos del ejercicio anterior.

Las bases de este plan industrial de la empresa que nació en 1930 de la mano de Battista Pinin Farina consisten en maximizar las oportunidades en el sector de coches eléctricos, reorientar la estrategia de las operaciones de producción y expandir el área de servicios de diseño y de ingeniería. Como ocurrió en el caso de Jaguar o Land Rover, contrasta que Tata, responsable del hasta ahora coche más barato del mundo -el Tata Nano, que cuesta 2.500 dólares y está hecho a partir de plásticos y pegamento- vaya a comprar ahora al prestigioso diseñador que ayudó a crear el mito de Ferrari con sus creaciones.

Asimismo, este programa pasa por la captación de recursos mediante una ampliación de capital de cien millones de euros destinada en principio a los accionistas de Pininfarina, de forma que Tata podría suscribir parte de los títulos destinados en principio a la familia Pinifarina.

Ratan Tata ha dado a conocer el interés de la corporación india en entrar en el capital de Pininfarina con motivo del acuerdo suscrito entre ambas empresas, por el que la sociedad italiana establecerá un centro de investigación y desarrollo en la ciudad india de Pune a finales de este año.

Pininfarina será el accionista mayoritario de este centro técnico, en cuyo capital también participará Tata. El presidente de la compañía italiana, Andrea Pininfarina ?ya que el que fuera apodo de su abuelo se fusionó en 1961 con el apellido de la familia-, ha explicado que el acuerdo pone de manifiesto la gran atención que la empresa presta a un mercado emergente y con alto potencial de desarrollo como el indio.

Será cosa de familia, pues ambas empresas coinciden con emplear el apellido de sus creadores en el nombre de sus respectivas marcas.