Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ACS quiere ser "accionista de referencia en una gran eléctrica de tamaño europeo"

La constructora eleva sus beneficios un 24% hasta 1.551 millones y anuncia que iberdrola es "la palanca" para un "proceso de consolidación". -La energía pasa a ser su segunda fuente de ingresos

Apoyado en la consolidación integral en sus cuentas de la participación en Fenosa y en el apoyo de sus otras participadas, el grupo de construcción, servicios y energía ACS ha cerrado 2007 con unos beneficios de 1.551,1 millones, lo que supone un incremento del 24,1% respecto a 2006 y permite a la compañía presidida por Florentino Pérez hacer caja de cara a una eventual operación corporativa en el sector energético español para ser el "accionista de referencia en una gran eléctrica de tamaño europeo". De hecho, la apuesta de ACS por este sector ha provocado que la energía se haya convertido en su segunda fuente de ingresos por detrás de la construcción tras la integración total de Unión Fenosa en los resultados consolidados de la compañía.

Para ir abriendo boca, la cúpula directiva del grupo ha calificado hoy su participación en Iberdrola como una "palanca estratégica para la creación de valor a través de un proceso de consolidación" con el objetivo de posicionarse como "accionista industrial de referencia" de una gran eléctrica europea.

Según ha añadido, Unión Fenosa es la "cabecera" mientras que el papel que reserva a Iberdrola es el de servir de palanca de cara a un futuro proceso de consolidación aunque no especifica ni aporta más detalles sobre la forma en cómo llegará a conseguir ser esa empresa europea.

ACS es el primer accionista de Iberdrola, con un 12,4% de su capital, un 7,2% de forma directa y otro 5,2% de forma indirecta, a través de derivados. Además, ACS es también primer socio de Unión Fenosa, con un 45,3% de su accionariado.

En cuanto a la composición de los resultados destaca el aumento del 53,7% en la cifra de negocio, hasta sumar 21.311,7 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se ha situado en 3.490,5 millones de euros, lo que triplica lo conseguido en el ejercicio precedente.

Asimismo, las ventas totales del grupo han crecido un 53,7% hasta 21.312 millones de euros, frente a una previsión de 21.659 millones.

También resalta la evolución de su beneficio consolidado, donde la participación que tiene en la concesionaria Abertis, la constructora alemana Hochtief, y las eléctricas Unión Fenosa e Iberdrola aportaron 137,6 millones de euros a las ganancias del grupo, un 69,6% más que en 2006.

Durante 2007 la compañía que preside Florentino Pérez invirtió un total de 3.403,2 millones de euros, un 37% menos que en el ejercicio precedente. No obstante, el endeudamiento neto total del grupo se elevo un 89%, hasta situarse en 16.574,5 millones de euros, lo que arroja un apalancamiento (deuda sobre fondos propios) del 66,4%.

En este sentido, la constructora ha aprovechado la presentación de la memoria de 2007 para anunciar que ha elevado del 25 al 30% su participación en Hochtief, al borde del límite que le obligaría a lanzar una OPA sobre el 100% de la constructora alemana, mediante una operación valorada en unos 258 millones.

Los costes financieros derivados de esta compra provocaron que la aportación de Hochtief al beneficio neto de ACS en 2007 fuera negativa en 25,7 millones de euros brutos.

Beneficios desde Iberdrola

Frente a este dato, la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán ha sido la que mayor capital ha aportado, con 267,5 millones de euros brutos, de los que 96,7 millones corresponden a dividendos y el resto al efecto positivo de la valoración de los contratos de derivados a través de los que ACS tiene el 5,2% del porcentaje que tiene en Iberdrola. Abertis, por su parte, ha contribuido con 142,2 millones de euros brutos.

En cuanto a Unión Fenosa, 2007 ha sido el primer ejercicio en que consolidó por integración global en ACS, lo que ha impulsado las ventas del grupo. La eléctrica que preside Pedro López Jiménez aportó 5.966,8 millones de euros a la cifra de negocio que, sin esta aportación, habría crecido un 12,2%.

La integración de Fenosa supuso además que la energía se convirtiera en 2007 en segunda fuente de ingresos del grupo, al generar el 28% del total, por detrás de la tradicional de construcción.

Esta rama generó ingresos por 7.352,9 millones de euros, un 8,9% más y el 34% del total, frente al 48% de un año antes. La división de servicios industriales se situó así como tercera en generación de ingresos, con 5.488,7 millones de euros, el 25% del total, tras registrar el mayor aumento de facturación (un 15,6%).

En este sentido, tras varios intentos infructuosos de fusionar a Unión Fenosa con Iberdrola, dónde mantiene una tensa relación con la directiva presidida por Sánchez Galán, ACS ha entablado conversaciones con la eléctrica francesa EDF "sobre el sector energético europeo y sobre su interés por Iberdrola y el mercado español en general", si bien el grupo indicó en aquel momento que de dichas conversaciones no se había concretado "ningún tipo de acuerdo",

ACS garantizó que este proyecto tendrá siempre como condicionantes "cumplir lealmente con la política energética del Gobierno y asegurar que la mayoría de activos energéticos españoles estén en manos de accionistas españoles".

Las acciones de ACS han avanzado hoy un 0,06%, hasta los 33,62 euros.