Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda pone en marcha un simulador para saber cuánto hay que pagar con la reforma del IRPF

La Agencia se adelanta cinco meses a la apertura del plazo con las novedades del IRPF

Aunque los impulsos consumistas de las navidades no inviten a pensar en que dentro de unos meses llegará el día de cumplir con Hacienda, la página web de la Agencia Tributaria ofrece desde hoy la posibilidad adelantarse a este momento y calcular, a través de un simulador, lo que tocará pagar en la declaración del IRPF de 2007 la próxima primavera. Esta herramienta cobra especial referencia al ser la primera en la que se aplicará de forma efectiva la reforma del impuesto, en vigor desde el pasado 1 de enero.

Según ha informado hoy el organismo dirigido por Luis Pedroche, los rendimientos obtenidos en 2006 fueron declarados en 2007 aplicando el sistema tributario vigente en dicho año. Por ello, será en 2008 cuando se declaren los rendimientos correspondientes a 2007 y se apliquen las modificaciones fiscales en vigor desde el 1 de enero de este año.

La Agencia Tributaria pretende así facilitar la adaptación de los contribuyentes a las nuevas características del impuesto, de manera que la campaña de la renta de 2008, que, como es habitual, arrancará en el mes de mayo, dentro de cinco meses, se desarrolle con normalidad pese a la modificación normativa. El borrador se puede consultar en la web www.aeat.es.

El principal cambio al que tendrán que enfrentarse los contribuyentes es la reducción del número de tramos, de cinco a cuatro, de forma que se aplicará una rebaja al 43% del tipo marginal máximo del tributo y quedarán exentas de tributación a las rentas de los asalariados inferiores a los 9.000 euros.

Nueva tributación del ahorro

Además, la tributación del ahorro se fija en un tipo único del 18%, frente al 15% anterior para las plusvalías a más de un año.

En este sentido, la reforma supone una rebaja para el 99,5% de los contribuyentes (20 millones), situándose el ahorro medio en un 6%, aunque para el 60% de los ciudadanos -aquellos que declaran rentas inferiores a los 17.360 euros anuales-, la rebaja alcanza el 17%.

La reducción a cuatro del número de tramos de la escala ha permitido que el 60% de los contribuyentes tributen a un tipo único del 24% sobre los ingresos que superen el mínimo vital, ya que, además de este recorte del número de tramos, se ensanchan los mismos, es decir, los tipos marginales se aplican sobre cuantías de rentas superiores.

Asimismo, la cuantía del mínimo personal aumenta un 48,5%, hasta los 5.050 euros (frente a los 3.400 euros anteriores), mientras que los mínimos por hijo se incrementan entre un 20% y un 30% (hasta 1.800 euros por el primer hijo y los 2.800 euros por el cuarto), y los mínimos por discapacidad aumentan entre un 13% y un 38% (hasta los 2.270 euros para una discapacidad inferior al 33% y hasta 6.900 euros cuando supere el 65%).

Nueva deducción por vivienda

Respecto a la deducción por adquisición de vivienda habitual, se establece un porcentaje único de deducción, el 15%, sobre la misma base actual, establecida en 9.015 euros anuales, con lo que la deducción anual máxima será de 1.352 euros. De esta manera, los porcentajes incrementados que existían hasta ahora en los dos primeros años tras la compra de casa con financiación ajena, desaparecen.

En cuanto a los beneficios fiscales por planes de pensiones, la principal novedad es que se extienden las ventajas fiscales de los fondos y planes de pensiones a los productos ligados a la dependencia. Además, se recorta hasta los 10.000 euros anuales las aportaciones máximas con carácter general a planes de pensiones con derecho a deducción.

Otra de las principales novedades del impuesto es la exención total de las rentas inmobiliarias procedentes de alquileres a jóvenes menores de 35 años, con el objetivo de incrementar la oferta de pisos de alquiler destinados a este colectivo.