El Gobierno prevé superávit suficiente para otra rebaja del IRPF

Hacienda insta a reformar el sistema de pensiones para maximizar su rendimiento

El secretario de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, ha anunciado hoy en el foro Cinco Días que el Gobierno espera cerrar el presente año con un superávit similar al de 2006, cuando alcanzó el 1,8% del PIB con 18.000 millones de euros, lo que daría margen para una nueva bajada del IRPF. Ocaña también ha abogado por refomar el sistema de pensiones para mejorar la relación entre lo que se aporta" para pagar estas prestaciones y "lo que se recibe" por ellas.

Sobre las previsiones de su departamento de cara a final de año, el secretario de Hacienda y Presupuestos ha adelantado que el Ejecutivo también prevé concluir el presente ejercicio con un incremento de los ingresos correspondientes al Impuesto de Sociedades, aunque en este caso el Gobierno no contempla una reforma del mismo.

En cualquier caso y ante la proximidad de la cita con las urnas, Ocaña ha destacado que hay que "desconfiar" de las promesas electorales que hablan de rebajar drásticamente los impuestos sin, ha añadido, una explicación sobre lo que "hay que renunciar" con esta reducción.

Sin citar explícitamente al PP, el secretario de Hacienda ha lamentado que los partidos hablen de "rebaja colosal" de impuestos en sus programas electorales "sin decir nada más" ni explicar cuáles serían las consecuencias de dicha rebaja. Recientemente, el presidente del PP, Mariano Rajoy, abogó por acometer una rebaja fiscal "importante" para "dejar más recursos en manos de la gente" y al mismo tiempo "reactivar la economía. Para Ocaña, resulta "demagógico e irresponsable hablar de los impuestos en abstracto" y "desconectar enteramente" este mensaje del de "para qué se usa el dinero que se recauda" con esos tributos.

Asimismo, Ocaña ha valorado el sistema fiscal "intermedio" que tiene España, con una presión fiscal más baja que la de países como Suecia o Alemania pero mayor que la de otros con menores servicios públicos como Estados Unidos o Irlanda. En cualquier caso, ha asegurado que la reforma fiscal y otras medidas aprobadas por el Gobierno en esta legislatura han supuesto una rebaja de 8.650 millones de euros para los "bolsillos de las familias y las empresas".

Por otra parte, el secretario de Estado ha confirmado que el Gobierno no subirá los impuestos por módulos que se cobran a las pymes, como así lo recogen los Presupuestos Generales del Estado para 2008, si bien ha señalado que tampoco se modificaron estos tributos en las cuentas del año pasado.

Ocaña también ha recordado que el Ministerio no cree que se deba eliminar por completo el impuesto sobre el patrimonio, aunque sí reconoció que está "desfasado" y debería ajustarse "a la baja", una decisión que, según ha señalado, le corresponde tomar a las comunidades autónomas, que son las que recaudan este tributo. En cuanto al impuesto de sucesiones, ha comentado que debería mantenerse, aunque siempre con "generosidad en el tratamiento de las situaciones más comunes".

Reforma de las pensiones

Dentro de su balance sobre los retos pendientes de la economía española, el secretario de Estado ha considerado hoy que en la próxima legislatura será necesaria una nueva reforma del sistema de pensiones que "mejore la relación entre lo que se aporta" para pagar estas prestaciones y "lo que se recibe" por ellas. Ocaña justificó esta medida en que si no se afrontan "los retos del futuro", en alusión al envejecimiento de la población, "tendremos problemas" que serán "importantes".

Sobre la ralentización del mercado inmobiliario, el secretario de Estado ha admitido que existe un "reajuste importante, no una crisis", pero que la economía española "puede absorber el impacto con comodidad".

También sobre las perspectivas de futuro, el secretario de Hacienda ha asegurado que el Gobierno "no tiene prisa para revisar" su previsión de crecimiento económico del 3,3% para el año que viene y ha instado a "desdramatizar" el debate de las "décimas".

Por último, Ocaña ha confirmado que el Plan Prever no se prorrogará en 2008. Además, ha señalado que las medidas sobre fiscalidad medioambiental que había que tomar en esta legislatura "ya están adoptadas y puestas en marcha".

No obstante ha añadido que el Gobierno entiende que, en el futuro, los impuestos de naturaleza o motivación medioambiental deben tener un "papel mayor" que el actual porque "crean menos distorsiones o corrigen alguna".

Lo más visto en...

Top 50