El Airbus A-380 aterriza en Sydney tras su primer vuelo comercial

Ha partido de Singapur a donde regresará el próximo viernes

El primer avión A-380 del consorcio europeo Airbus entregado a una línea aérea, Singapur Airlines (SIA), ha aterrizado sobre las 9.30 horas peninsular en Sydney, destino de su vuelo inaugural. Tras más de siete horas de vuelo, partió a las 2:16 de Singapur, la nave, la más grande construida hasta la fecha para pasajeros, ha llegado a la ciudad australiana con puntualida. A bordo, 471 pasajeros que han podido disfrutar de un vuelo histórico. La nave regresará a Singapur el próximo viernes.

Más información

SIA comenzará a prestar un servicio regular de conexión aérea entre Singapur y Sydney a partir del próximo domingo, según el canal de televisión Channel News Asia. Los expertos del sector de la aviación afirman que el debut comercial del A-380 -con sus dos niveles, largo como una pista de fútbol y con una cola de siete pisos de alto- será recordado como un hito en la aviación, similar al primer despegue del Boeing 747 o del supersónico Concorde en los 70.

"Nos sentimos honrados de poder ofrecerles el primer vuelo oficial. Tomen asiento, relájense y disfruten del vuelo", dijo el capitán Robert Ting por el sistema de megafonía a los pasajeros mientras eran atendidos por la tripulación. Los pasajeros celebraron a bordo, con champán y caviar, el primer vuelo comercial del Airbus-380.

"Es un hito en la historia de la aviación", dijo en la ceremonia previa al despegue Chew Choon Seng, jefe ejecutivo de Singapur Airlines. Poco después, Chew despidió a los 471 pasajeros que accedieron al gigantesco aparato de dos pisos de estructura con sus tarjetas de embarque.

A todo lujo

Tanto el despegue como el aterrizaje se han vivido con intensa emoción en los dos aeropuertos, tanto por parte del personal de la aerolínea, como entre los usuarios de la terminal y los pasajeros del vuelo, que tuvieron que adquirir sus billetes en subasta por Internet. Algunos de ellos han llegado a pagar 100.000 dólares (70.400 euros) por un asiento de primera clase, como el estadounidense Thomas Lee, que también embarcó en el vuelo inaugural del Boeing 747 en 1970.

La recaudación de este vuelo inaugural, que ha alcanzado la cifra de 1,9 millones de dólares (unos 1,33 millones de euros), de los cuales la mayor parte se destinarán a causas benéficas. El avión tiene 12 suites de lujo que cuentan con monitores de televisión de pantalla plana, una mesa de despacho, un sillón reclinable y una variada selección de viandas.

Caviar y pato

En el segundo piso del avión hay disponibles 60 sillones de clase business, que pueden convertirse en cama, mientras que los 399 asientos correspondientes a la clase turista están repartidos entre los dos niveles.

En el vuelo inaugural, a los pasajeros de las "suites" se les ha servido champán Dom Perignon rosado de la cosecha de 1996 y diversos vino, también caviar, muslo de pato con mermelada de cerezas, ternera al estilo "wok" con ajo y pimienta o fideos chinos con pescado.

Más pedidos

Hasta ahora, sólo una docena de ciudades (entre las que se cuentan Singapur, Londres, París, Nueva York, Los Ángeles y Tokio)pueden acoger al gigante de Airbus, pues sus dimensiones, de 80 metros de longitud y una altura 24,1 metros, exigen pistas de despegue y aterrizaje de gran superficie.

SIA recibió el avión A-380 con dos años de retraso debido a problemas de comunicación entre los equipos de Francia y Alemania, principales lugares de ensamblaje del aparato.

Airbus ha recibido hasta la fecha 189 pedidos del A-380, procedentes de 16 clientes, y tras Singapur Airlines, que recibirá sus 19 aeronaves entre 2008 y 2010, se encuentran las aerolíneas Emirates Airlines y Qantas.

El gigante del aire ha partido esta mañana desde el aeropuerto Changi, en SingapurATLAS

Lo más visto en...

Top 50