Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los clientes de Northern Rock hacen cola para retirar sus fondos

La entidad hipotecaria es la primera en acudir a la reserva de emergencia del Banco de Inglaterra por la crisis

Clientes de la entidad hipotecaria Northern Rock han formado esta tarde largas colas en las sucursales de la empresa en todo Reino Unido para retirar sus depósitos, aunque algunos se han mostrado satisfechos con la tranquilidad transmitida por el prestamista. Los temores se desataron tras el préstamo de emergencia del Banco de Inglaterra a Northern Rock, el octavo banco en tamaño del país, cuyo acceso a fondos se vio afectado por el coste de los préstamos entre bancos, que creció por la crisis crediticia.

"Me he llevado los ahorros a otro banco", ha declarado John Duncan, de 51 años, de camino a una sucursal londinense. "Se puede leer en los periódicos: Northern Rock, SOS de efectivo. Si tuvieras dinero en él, ¿qué harías?". Las colas se han extendido en las sucursales y en las calles mientras los cajeros intentaban apaciguar los ánimos.

"Nuestros ahorros están a salvo, es lo que nos dijeron, así que vamos a hacerles caso", ha dicho Robert Butler, que trabaja para una compañía de mantenimiento. "Somos los peces pequeños. No sabemos qué está ocurriendo tras las puertas. Sólo esperamos que todo se calme". Y es que las acciones de la entidad caían más del 20% en el índice FTSE-100 de la Bolsa de Londres en una primera reacción del mercado, ya que el anuncio de la necesidad de liquidez se produjo tras el cierre de la sesión de ayer.

La web de Northern Rock también se vio inundada y ha frustrado a quienes querían retirar los fondos. "Llevo intentando sacar mi dinero desde las 7 de la mañana y no he podido", ha manifestado un cliente, Andrew Murphy. "Creo que es muy poco probable que quiebre, pero no quiero asumir riesgos con mis ahorros", ha añadido.

Algunos de los que salían de las sucursales de la entidad han comunicado que habían retirado el grueso de sus depósitos. "Voy a dejar una pequeña cantidad, pero la mayoría lo he sacado", ha dicho Peter Pye, de 60 años, un profesor de universidad jubilado. "Voy a perder un mes de intereses, pero prefiero quedarme tranquilo", ha explicado.

Las reacciones de la empresa y del Banco de Inglaterra

El banco de Inglaterra ha acordado arrojar ese salvavidas al Northern Rock como "último recurso", después de que éste no lograra obtener la liquidez que necesitaba de otras entidades, que ayer agotaron en menos de una hora los 4.400 millones de libras (unos 6.400 millones de euros) que inyectó el Banco de Inglaterra para auxiliar al sistema.

A los clientes de Northern Rock se les ha pedido que mantengan la calma. Un responsable del Tesoro británico, John McFall, aseguró que el dinero de los ahorradores está seguro y que los clientes de la entidad no deben estar preocupados por sus depósitos o sus hipotecas.

"El hecho de que el Banco (de Inglaterra) esté dispuesto a actuar como prestamista de última instancia debería ser tranquilizador, porque significa que los problemas son temporales", indicó.

Northern Rock tiene más de 100.000 millones de libras (147.000 millones de euros) en activos. Los problemas de los últimos días derivan de que, como consecuencia de la desconfianza generada por la crisis hipotecaria de Estados Unidos, los intereses que las propias entidades financieras se cobran unas a otras en operaciones a un día han subido, hasta situarse un punto por encima del 5,75% del precio oficial del dinero fijado por el Banco de Inglaterra.

Solbes descarta "absolutamente" que algún banco español tenga problemas de liquidez

El ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha descartado hoy "absolutamente" que algún banco español pueda tener problemas de liquidez como el británico Northern Rock, el primero en usar la reserva de emergencia del Banco de Inglaterra.

"En base a la información que tengo lo descarto absolutamente", ha afirmado Solbes en la reunión informal que se celebra esta tarde en Oporto con los ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) previa a la reunión del Ecofin (ministros de Finanzas de la UE).

Más información