Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos de Renfe convocan seis jornadas de huelga

Los paros afectarán a todos los servicios los días 25 y 26 de septiembre y 1, 2, 11 y 15 de octubre

Los sindicatos de Renfe acordaron hoy convocar un calendario de seis jornadas alternas de huelga con el fin de mostrar su rechazo a la transferencia del servicio de Cercanías a las comunidades autónomas. Los paros afectarán a todos los servicios ferroviarios de Renfe y se desarrollarán los días 25 y 26 de septiembre y 1, 2, 11 y 15 de octubre, con lo que estas dos últimas jornadas coincidirán con la operación salida y retorno del próximo puente festivo de El Pilar.

Las huelgas se convocan de forma consensuada por todos los sindicatos con representación en la operadora ferroviaria (CC.OO., UGT, Semaf, CGT y Sindicato Ferroviario) y por el Comité de Empresa de Renfe, tal como se acordó en la reunión de este comité celebrada en la tarde de hoy.

En la reunión, los sindicatos convinieron sumarse a los cuatro días de huelga ya convocados en la mañana de hoy por parte del sindicato de maquinistas ferroviarios Semaf y además sumar dos nuevas fechas.

Con estas convocatorias, los sindicatos persiguen manifestar su rechazo a la eventual transferencia de los servicios de Cercanías a las comunidades autónomas. Consideran que el servicio ferroviario es mejor en cuanto calidad, eficiencia y seguridad si se opera de forma solidaria y de la forma en que actualmente está estructurado.

Además, estiman que la eventual transferencia puede afectar a los derechos de los trabajadores ferroviarios, y que el proceso de paulatina liberalización en que actualmente está inmerso del sector ferroviario no constituye el mejor momento para segregar parte de los servicios y activos de la empresa pública Renfe.

No obstante, ante la decisión y voluntad política de transferir estos servicios, demandan que no constituya una transferencia integral que incluya activos y empleados, sino que se plantee como una participación en la gestión o de tal forma que sólo se ceda la gestión de los tráficos y las tarifas. También piden una mayor información al respecto y un debate sobre la forma en que conviene llevarlo a cabo y el modelo ferroviario.