Unas 50.000 personas se manifiestan contra el cierre de Delphi en Cádiz

La marcha ha transcurrido sin incidentes y ha finalizado con gritos de "Delphi no se cierra" y "manos arriba esto es un atraco"

Con gritos de "Delphi no se cierra" y "manos arriba esto es un atraco", han finalizado su manifestación las 50.000 personas, según datos de la Policía Local, que hoy han recorrido durante dos horas la avenida principal de la capital gaditana en apoyo a los trabajadores de la planta de Delphi en Puerto Real (Cádiz). La desaparición de Delphi destruirá 1.600 empleos directos y 2.300 indirectos en la zona, y tendrá consecuencias negativas para decenas de pequeñas empresas locales cuya facturación depende en buena medida de la actividad de la fábrica. La manifestación, a la que han asistido el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, alcaldes de los municipios de la comarca y representantes de sindicatos estudiantiles, ha estado encabezada por los miembros del comité de empresa de la factoría.

Más información

El presidente del comité de empresa, Antonio Pina, ha sido el encargado de leer un comunicado en el que ha acusado a la multinacional Delphi de "llevar tiempo provocando a los trabajadores con continuos rumores que intentan romper la unidad, pero no lo va a conseguir". Pina sostuvo además que el anunciado cierre de la factoría de Puerto Real es un problema "no sólo de un pueblo, sino de todo un país".

Nada más empezar la marcha, Pina había informado a los asistentes de que esta mañana había recibido una llamada del viceconsejero de Empleo, Agustín Barberá, en la que le comunicaba que la mesa negociadora prevista con la empresa para el próximo lunes se había suspendido, ya que su celebración pasaba por presentar "un informe que justifique el cierre y un plan de acompañamiento social", una condición que Delphi no ha cumplido.

La manifestación partió sobre las 11:00 horas del complejo Ciudad de Cádiz, a la entrada de la capital andaluza, y finalizó a las 13:00 horas frente a la Subdelegación del Gobierno. A lo largo del recorrido, la mayoría de los comercios han ido cerrando sus puertas, han repicado las campanas de las iglesias y numerosos escolares han abandonado sus aulas para aplaudir a los manifestantes.

La Junta reitera su intención de mantener la actividad en la planta

Al final del recorrido, Pina ha dado las gracias "de todo corazón" a los asistentes a la marcha y ha manifestado que "en estos momentos de absoluta desolación, en las que una decisión de una multinacional despreciable hace que se tambaleen nuestros hogares, vuestro apoyo (por los asistentes) hace que sigamos respirando".

El presidente del comité de empresa agradeció la colaboración de los ayuntamientos afectados, de la Junta, la Diputación Provincial y la Mancomunidad de Municipios de la Bahía, además de la de los sindicatos en general y de las organizaciones sindicales y comités de Navantia, Altadis, Airbus o la Base de Rota, así como a los representantes de otras plantas de Delphi en España, como la de Zaragoza, Pamplona o Barcelona.

Por su parte, el delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz, José Antonio Gómez Periñán, ha reiterado que "la posición de la Junta está fuera de toda duda", ya que "creemos que se puede mantener la actividad industrial y el empleo y no contemplamos otra cosa distinta a esa".

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, que anunció que en dos semanas presentaría en el Congreso de los Diputados una interpelación en defensa del empleo en Delphi de Puerto Real, la cual, aseguró, "saldrá adelante por unanimidad". Su compañero de partido y alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso, lanzó un mensaje "de esperanza e ilusión", ya que dijo que "todo es posible con la unión del pueblo bajo la representación sindical".

Llamamiento a toda la bahía

Los sindicatos CCOO y UGT habían hecho un llamamiento a todos los ciudadanos de la bahía para que participen en la manifestación, que se suma a las concentraciones y otras acciones de protesta que se han venido produciendo a diario desde que la multinacional estadounidense anunció su intención de cerrar la planta.

Los miembros del comité de empresa han decidido no abandonar en ningún momento la fábrica hasta que la dirección decida sentarse a negociar la situación de Delphi en España. En los últimos años, la actividad económica en la Bahía de Cádiz ha sufrido varios varapalos, que van desde la desaparición de viñedos a la crisis de los astilleros y del sector de la automoción.

Durante esta legislatura, la provincia ha vuelto a superar la barrera de los 100.000 parados, algo que no ocurría desde los gobiernos de Felipe González.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50