Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OCDE recomienda a España abaratar el despido de los trabajadores indefinidos

La propuesta pretende paliar el alto nivel de compensaciones a los trabajadores con contrato fijo

Si España quiere seguir reduciendo las diferencias de riqueza por habitante respecto a Estados Unidos, debe mejorar su escasa productividad y su sistema de regulación laboral. Para corregir esas dos carencias, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) recomienda abaratar el despido de trabajadores indefinidos. En su informe anual sobre fórmulas para acelerar el crecimiento, conocido como Going for Growth, la organización aconseja a España promover un modelo único de contrato en el que las compensaciones al empleado aumenten conforme a la duración de sus servicios a la empresa.

Ese contrato de trabajo único debería fijar las indemnizaciones por despido en función del tiempo que el trabajador lleve en la empresa, y una solución posible sería que el empresario cotizara a unas cuentas individuales de cese de actividad que el asalariado cobraría en caso de quedarse sin su empleo.

Los autores del documento, que sintetizan el problema español en "una clara diferencia de productividad y de uso de la mano de obra" respecto de los países más avanzados de la OCDE.Los analistas estiman "elevadas" las indemnizaciones por despido en los contratos fijos y culpan de haber "segmentado el mercado de trabajo, con un efecto negativo sobre el crecimiento de la productividad y la innovación".

Los trabajadores con contratos indefinidos en España recibían una media de cerca de 14 mensualidades en caso de despido el pasado año, frente a una media de dos meses en los países de la Unión Europea que pertenecen a la OCDE.

No a los acuerdos salariales sectoriales

En el terreno laboral, la OCDE critica que las negociaciones salariales se hagan en el ámbito provincial, y que en los acuerdos se contemple el recurso a cláusulas de revisión en función de la inflación real. Esto "se traduce en salarios demasiado elevados para ciertas categorías y en ciertas regiones en detrimento del empleo". Para paliar esos efectos, la organización recomienda autorizar a las empresas a no aplicar los acuerdos salariales sectoriales cerrados en la escala provincial.

Menos limitaciones a los hipermercados

El Club de los países desarrollados también carga contra las comunidades autónomas contrarias a la instalación de hipermercados o centros comerciales. A su juicio, esta medida acarrea pocos progresos en la productividad del sector y márgenes "excesivos". La OCDE apuesta por "eliminar" esos obstáculos mediante la nueva directiva europea sobre los servicios, que permite al gobierno central acabar con las limitaciones en vigor impuestas por las administraciones autonómicas.

La Univesidad debería rendir cuentas

La OCDE propugna, para mejorar la formación del capital humano, "reformar la enseñanza superior dando más autonomía a las universidades". Se trataría de obligar a las universidades a rendir cuentas de sus resultados, y ser más transparentes sobre esos resultados con los profesores, los estudiantes y los empresarios.