Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tercio de la población ya está exento del impuesto de sucesiones

La mayoría de las comunidades autónomas españolas tienden a eliminar el tributo

El impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que grava el incremento de patrimonio que se produce cuando alguien recibe una herencia, tiende a desaparecer. Los que hijos menores de 21 años que aspiren a heredar la vivienda de sus padres respiran tranquilos al ver cómo cinco comunidades, que concentran a más de un tercio de la población, tienen previsto eliminar el impuesto o lo han hecho ya. La Comunidad de Madrid fue la pionera en la práctica eliminación de sucesiones, seguida por Valencia, Murcia, La Rioja y Castilla y León, según publica hoy Federico Castaño en el diario Cinco Días.

Cataluña es la otra cara de la moneda. El consejero de Economía de la Generalitat, Antoni Castells ha reiterado que su gobierno no es partidario de suprimir el tributo. Castells no comparte la carrera de esas comunidades por eliminarlo, “en Cataluña hemos sido pioneros en proponer su reforma en profundidad, pero nunca hemos sido partidarios de suprimirlo porque creemos que cumple una función social útil”. Para Castells, “el objetivo de esta modificación en profundidad del impuesto es atenuar la carga fiscal en la transmisión de la vivienda y otros bienes sin desvirtuar la función social que tiene ese tributo”.

La tramitación del proyecto de ley puede prolongarse entre un año y un año y medio hasta que sea aprobado, según informa Cinco Días. Pero el Ministerio de Economía ya reconoce en el texto que ha enviado a las comunidades autónomas para reformar el modelo de financiación que al tributo le quedan dos telediarios.

La Comunidad de Madrid, la más adelantada

La comunidad pionera completará a lo largo de 2007 la última fase en la eliminación de Sucesiones. El año pasado el gobierno de Esperanza Aguirre ya suprimió el de Donaciones dentro del ámbito familiar: padres, hijos, cónyuges y parejas de hecho. Es decir, los ciudadanos percibieron la bonificación del 99% de la cuota del impuesto, mientras que el 1% restante se mantuvo a efectos de control fiscal.

El resto de comunidades tienden a eliminar el impuesto

A parte de las cinco comunidades citadas, casi todas las demás ya han acabado con el gravamen que recae sobre los hijos menores de 21 años, medida que se ha ido extendiendo a las transmisiones a favor del cónyuge y descendientes de cualquier edad. Estas reducciones afectan también en gran parte de las regiones a la transmisión de empresas familiares, vivienda habitual y explotaciones agrarias. Es el caso de Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria y Castilla-La Mancha.