Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto en I+D superó los 10.000 millones en 2005, un 14% más

Las Comunidades con un gasto en Investigación y Desarrollo superior a la media nacional fueron Madrid, Navarra, País Vasco y Cataluña.

El gasto empresarial en Investigación y Desarrollo (I+D) ascendió a 10.197 millones de euros en 2005, lo que supuso el 1,13% del Producto Interior Bruto (PIB) y un incremento del 14% respecto a 2004.

Si se mantiene este ritmo de crecimiento del gasto en I+D interno y el de la economía española a precios corrientes, que es del 7,8%, el objetivo del Gobierno de destinar el 2% del PIB en el gasto en I+D se cumpliría en 2015, según ha asegurado el subdirector general de Estadísticas de los Servicios del INE, Fernando Cortina.

En este sentido, ha incidido en que para que ese objetivo se satisfaga en 2010, se tendría que incrementar el gasto en I+D el 20%. El gasto en Inversión y Desarrollo ejecutado por las empresas en 2005 subió el 12,8% respecto a 2004, hasta alcanzar los 5.485 millones de euros, el 53,8% del gasto total en I+D, lo que supone el 0,61% del PIB.

Además, el número de empresas que gastaron en I+D creció el 12,7%. Tras el sector empresas, le siguió el de Enseñanza Superior con el 29% del gasto total, lo que representó el 0,33% del PIB. En la Administración Pública el gasto en Inversión y Desarrollo creció el 21,8%, y supuso el 17% del gasto total y el 0,19% del PIB, mientras que el 0,14% restante del gasto total correspondió al sector de las Instituciones Privadas sin Fines de Lucro (IPSFL).

Las actividades de I+D se financiaron principalmente por el sector privado (47,2%) y la Administración Pública (43%), mientras que el 9,8% restante del gasto total en I+D lo financiaron los fondos procedentes del extranjero (5,7%) y de la Enseñanza Superior (4,1%).

Por comunidades autónomas, las que mayor esfuerzo realizaron en I+D en 2005 fueron Madrid (1,82%del PIB), Navarra (1,67% del PIB), País Vasco (1,48% del PIB) y Cataluña (1,35% del PIB), únicas autonomías con un gasto superior a la media nacional.

Asimismo, las mayores tasas de crecimiento las registraron Aragón (0,79% del PIB), Murcia (0,75% del PIB) y Extremadura (0,69% del PIB).

Por otra parte, el número de personas empleadas en actividades de I+D a jornada completa aumentó en 2005 el 7,9% respecto a 2004. Además, el 37,8% del personal de I+D eran mujeres, con un porcentaje femenino muy elevado en las IPSFL (58,5%) y en la Administración Pública (49,6%), frente al 28,3 por ciento de las empresas.

Mulet subrayó la importancia de que el número de investigadores empresariales en 2005 se incrementara el 9,3% respecto a 2004 y señaló que eso se debe a que este sector "se ha dado cuenta de que el gasto en I+D es bueno para el negocio".

Según la estadística, la industria concentró el 55,2% del gasto en Inversión y Desarrollo en 2005 y las empresas de servicios el 41,8%. La estadística de I+D se ha elaborado siguiendo las recomendaciones metodológicas de la Propuesta de Norma Práctica para Encuestas de Investigación y Desarrollo Experimental de la OCDE (Manual de Frascati).

En su estudio se han analizado 45.000 empresas de diez o más asalariados pertenecientes al ámbito de la investigación.