Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas abre expediente a España por imponer condiciones a la OPA de E.ON

La Comisión Europea envía una carta al Ejecutivo español para emplazarle formalmente a que retire los 19 requisitos impuestos por la Comisión Nacional de la Energía

La presidenta de la CNE, Maite Costa, en la comparecencia para explicar las decisiones sobre la OPA.
La presidenta de la CNE, Maite Costa, en la comparecencia para explicar las decisiones sobre la OPA. ULY MARTÍN

La Comisión Europea ha abierto hoy un expediente a España por no haber retirado las condiciones impuestas por la Comisión Nacional de la Energía (CNE) a la eléctrica alemana E.ON para adquirir Endesa a pesar de que el Ejecutivo comunitario las declaró ilegales el pasado 26 de septiembre y pidió al Gobierno que las anulara de inmediato.

Al haber pasado tres semanas sin que el Gobierno actúe, Bruselas ha enviado a España una carta de emplazamiento, primera fase de un procedimiento de infracción, para exigirle de nuevo que retire los requisitos impuestos por la CNE. Si el Gobierno no lo hace, el caso podría acabar ante el Tribunal de Justicia de la UE. El pasado 26 de septiembre, la Comisión Europea declaró ilegales 18 de las 19 condiciones impuestas por la CNE en una decisión jurídicamente vinculante.

Competencia exclusiva de la Comisión

Los argumentos utilizados por Bruselas consisten en que la CNE adoptó su decisión sin comunicación previa al Ejecutivo comunitario, y sin la aprobación por parte de éste, e impuso requisitos "contrarios a las normas del Tratado sobre derecho de establecimiento y libre circulación de capitales".

La Comisión ya había aprobado sin condiciones el 25 de abril la OPA de E.ON sobre Endesa al considerar que no obstaculiza de forma significativa la competencia efectiva. Y entiende por eso que la actuación de la CNE vulnera el artículo 21 del reglamento de fusiones, que le da competencia exclusiva a Bruselas sobre las concentraciones de dimensión comunitaria.

Bruselas también lanzó el pasado 26 de septiembre un ultimátum de dos meses para que se modifique el decreto de febrero de 2006 que amplía los poderes de la CNE y que la facultó para analizar la OPA de E.ON. En caso contrario, la Comisión presentará una denuncia ante el Tribunal de Justicia de la UE.