Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo 7-Eleven dejará de comprar combustible venezolano tras los insultos de Chávez a Bush

La empresa pretende sacar su propia marca de gasolina

La cadena de tiendas de abastecimiento y estaciones de gasolina 7-Eleven ha informado hoy de que dejará de comprar combustible a la firma petrolera Citgo, filial de la estatal venezolana Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), como protesta por los insultos que dirige el presidente de ese país hacia Estados Unidos.

Según explicó 7-Eleven en un comunicado esta acción es parte de un plan para sacar su propia marca de gasolina y coincide con la fecha en la que expira el contrato de abastecimiento de Citgo, que vence el 30 de septiembre.

Pero además, la compañía señala que "independiente del tema político, simpatizamos con la preocupación de muchos estadounidenses respecto de los comentarios peyorativos acerca de nuestro país y sus líderes hechos por el presidente venezolano".

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, llamó la semana pasada "diablo" a su homólogo estadounidense George W. Bush durante su discurso ante la LXI Asamblea General de la ONU, y más tarde en un encuentro en Nueva York le llamó alcohólico, entre otros calificativos despectivos.

La cadena 7-Eleven vende gasolina en 2.100 de sus 5.300 locales en el país, y desde ahora comprará a otros proveedores como Tower Energy y Sinclair Oil, combustible que comercializará bajo su propia marca. La empresa ha dicho que para la decisión se tomaron en cuenta una serie de aspectos, entre ellos la decisión de Citgo de julio pasado de dejar de abastecer a cerca de 1.800 estaciones de servicio, o un 14% de las gasolineras que operan con su nombre en este país.

El anuncio de 7-Eleven se suma a la iniciativa de un concejal de Boston, que ha propuesto retirar un cartel de Citgo, situado en el centro de la ciudad, en represalia por los insultos del presidente Chávez a Bush.