Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel apuesta por que Europa sea "el continente más dinámico en 2010"

"Tenemos que llevar la creatividad a la innovación real", afirma la canciller alemana

La canciller alemana, Angela Merkel, ha aprovechado el discurso de apertura del Foro Económico Mundial que se celebra en Davos (Suiza) para lanzar un mensaje de optimismo y confianza en el futuro de Europa; un continente que, según Merkel, debería ser "el más dinámico del mundo" para 2010. Con ese objetivo en mente, la jefa del Ejecutivo alemán ha apostado por la creatividad y la innovación como herramientas para cumplir el desafío.

"Tenemos que llevar la creatividad a la innovación real y eso es un desafío del que depende nuestro futuro", ha proclamado Merkel al inicio de los debates que se prolongarán hasta el 29 de enero. Merkel se ha ceñido así al lema del Foro, El imperativo de la creatividad, y ha seguido la línea ideológica ya esbozada por algunos de los líderes económicos y políticos del mundo en el inicio de estos debates. Estos expertos pusieron el acento, al igual que Merkel, en la capacidad creadora para avanzar en lo económico y asegurar la paz y la prosperidad de todos.

Lógicamente, la canciller de Alemania se ha centrado más en Europa, y a sus ciudadanos e instituciones les ha pedido un esfuerzo "para potenciar Europa... La UE y Alemania tienen que hacer una contribución" a ese objetivo, ha reconocido. Al mismo tiempo, se ha referido a sus conciudadanos alemanes al asegurar que "tienen que ver oportunidades, y no riesgos en la creación de empleo y en la expansión de la economía". "Me gustaría ver a Alemania entre los primeros países de Europa en crecimiento, empleo e innovación", ha reconocido Merkel, que también ha señalado que esos objetivos tienen que "ir acompañados de libertad de movimientos y de acción".

"Repensar la globalización"

En este contexto, Merkel se ha referido a la globalización y al "miedo" que genera este fenómeno entre aquellos que "no pueden disfrutar de su bienestar". Por ello, ha apostado por "hacer frente a los nuevos desafíos, repensar la globalización y hacer que los políticos le den forma... Tenemos que hacer algo, las grandes economías de la Unión Europa, tenemos que asumir nuestras responsabilidades internacionales", ha agregado.

En lo que atañe a Alemania, Merkel ha admitido que su país necesita reformas, entre otras la de la situación financiera, así como rediseñar la estructura federal y reducir los costes laborales, pero sobre todo "hay que invertir en el futuro: la innovación es la clave", ha remarcado. Ha subrayado además que hay naciones como "China, India y otras muchas" que tienen esa capacidad innovadora, y que Europa y Alemania deben acortar distancias para ser más competitivos.

Fuerte presencia empresarial

El Foro de Davos es un encuentro anual en el que la economía convive con aspectos sociales, religiosos e incluso deportivos. Este año participan en la cita Pelé, el icono brasileño del balompié, y Muhammad Ali, el mítico ex boxeador, entre otros. El objetivo último es dar al foro una mayor popularidad. Pero junto a estas estrellas también asisten alrededor de 2.500 líderes mundiales, con especial presencia de directivos de compañías privadas. Los organizadores del evento han querido que este año el foro, creado en 1971, recobre el cariz de los primeros tiempos, en los que funcionó como punto de encuentro para que los directivos de empresas pudiesen entrar en contacto con nuevas técnicas de negocio. De hecho, cerca de la mitad de los participantes de la actual edición son líderes empresariales. Las principales multinacionales estarán representadas en la reunión de Davos. Entre las compañías presentes figuran UPS, Cisco, Merck, Orange, Swiss Re, Lukoil, Unilever, Sun Microsystems o Electricité de France.De las españolas, acudirán el director ejecutivo de Prisa, Juan Luis Cebrián, y el presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, entre otros.

Más información