Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Pascal Lamy escribe un 'blog'

El director de la Organización Mundial de Comercio confiesa sus impresiones de la cumbre ministerial de Hong Kong en una bitácora

Los grandes 'gurús' de la economía quieren dejar de ser unos incomprendidos. Hace poco, el Banco Central Europeo se propuso difundir las bondades de las subidas de tipos de interés entre los adolescentes mediante una campaña por los institutos de la zona euro. Y ahora, a Pascal Lamy le ha dado por escribir un blog. La imagen no deja de ser curiosa: el director de la Organización Mundial de Comercio, encontrando huecos para escribir un diario mientras afronta su primer desafío diplomático de gran magnitud, la cumbre ministerial de Hong Kong. Todo sea por difundir su labor entre la gente de a pie.

El diario de Lamy es breve, pues se limita a contar los días de la cumbre, pero en él escribe algunas curiosidades sobre sí mismo y la reunión. Por ejemplo, que padece "jet lag" por las siete horas de diferencia que hay entre la sede de la OMG en Ginebra y Hong Kong.

Lamy, de 58 años, también confiesa en www.wto.org los nervios que le produjo la ceremonia de apertura de la conferencia, a la que acudieron el martes casi 6.000 delegados y varios miles de representantes de los medios de comunicación. Tenía "mariposas en el estómago, como un corredor esperando el pistoletazo de salida", relata.

En otro episodio cuenta cómo intercedió ante las autoridades de Hong Kong tras recibir una llamada telefónica del activista francés José Bové, retenido por la policía en el aeropuerto de la ciudad asiática. "A eso le llamo yo diálogo", afirma sobre su intervención con la policía.

Respecto a su intención de difundir la labor de la OMC dice: "Hay mucho margen para mejorar nuestra comunicación". "Y eso es lo que intento en mi primera conferencia de prensa". A ella asistieron más de 3.000 periodistas "hambrientos de noticias", a los que el director general de la OMC recordó que la clave para avanzar está en asumir algunos riesgos.

"Serán capaces de hacerlo los ministros? Permaneced conectados", concluye su bitácora.