Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schweppes vende La Casera, Trina y el resto de su división de bebidas en Europa por 1.850 millones

El consorcio de fondos de inversión Lion Capital y Blackstone es el comprador

El grupo británico Cadbury Schweppes ha llegado a un acuerdo con los fondos de inversión Lion Capital y Blackstone para venderles sus actividades de bebidas en Europa continental, entre las que destacan las marcas La Casera y Trina, por 1.850 milloens de euros en efectivo, indicó hoy la compañía.

Cadbury Schweppes precisó que el precio de compra de estas actividades representa 9,5 veces el resultado bruto de explotación de las mismas. El consorcio formado por Lion Capital y Blackstone compitió con otros grupos para hacerse con estas actividades, entre los que se encuentra el francés PAI y la firma británica Permira.

El capital obtenido por Cadbury Schweppes con las ventas de estas actividades será empleado en rebajar la deuda del grupo, que asciende a 4.300 millones de libras (6.260 millones de euros).

Además de La Casera y Trina, las actividades de refrescos con y sin burbujas y de agua mineral de Cadbury Schweppes en Europa continental incluyen las marcas Schweppes, Orangina y Casis, que suman el 75% de la cifra global de ingresos de estas actividades.

Estos y otros productos, como las marcas Apollinaris, Pampryl, Gini y Vida, son vendidos principalmente en Francia, España, Alemania y otros países de Europa continental, donde las ventas representan un 85% de la cifra de negocio de estas actividades, y en menor medida en Reino Unido, África y Oriente Próximo.

El grupo británico indicó que, después de elegir la oferta de Lion Capital y Blackstone, iniciará un proceso de comunicación y consulta con los representantes sindicales de estas actividades. En caso de que los sindicatos se muestren favorables, Cadbury estará en disposición de aceptar la operación.

Penalización del 5% si Cadbury rechaza la oferta

Si Cadbury Schwepees rechaza la oferta vinculante de Lion Capital y Blackstone, se verá obligada a indemnizar al consorcio con un 5% del valor de la compra y no podrá vender el negocio de bebidas en Europa durante los doce meses siguientes al rechazo oficial de la oferta.

La transacción, cuyo cierre está previsto para principios de 2006, debe ser aprobada también por los servicios de competencia de la Comisión Europea. En la operación, Cadbury Schweppes recibió el asesoramiento de la firma Goldman Sachs.

El consejero delegado de Cadbury Schweppes, Todd Stitzer, se mostró satisfecho con el precio ofrecido por el consorcio, ya que muestra la fuerte progresión de las actividades de bebidas de Schweppes en Europa, así como la calidad de sus marcas y la fuerza de equipo directivo.

Además, explicó que tras el cierre de la operación la compañía podrá centrarse en otras actividades relacionadas con las bebidas y en el negocio de dulces, que está creciendo rápidamente según Stitzer.