Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA prevé el final del 'boom' del precio de la vivienda pero descarta cualquier ajuste brusco

Un estudio de la entidad calcula que la subida media a final de este año rondará el 12% y la del que viene estará entre el 5% y el 6%

El precio de la vivienda concluyó en el primer trimestre de 2004, con una subida del 18,4%, el ciclo alcista que venía registrando desde 1997. Ha emprendido una tendencia de "suave aterrizaje y desaceleración" que se materializará en una subida media del precio de la vivienda del 12% en el conjunto de este año y se rebajará a tasas de entre un 6% y un 5% en 2006. Así lo indica el informe de coyuntura del servicio de estudios del BBVA difundido hoy, que garantiza que el sector está lejos de cualquier ajuste brusco de precios.

De hecho, el 30 de septiembre pasado, el precio medio de la vivienda en España ya alcanzó los 1.781,5 euros por metro cuadrado, un 13,4% anual más, un porcentaje que no se registraba desde el primer trimestre de 2002. Aun así, el director de estudios del BBVA, José Luis Escrivá, considera que sólo de un "improbable" escenario de "muy fuerte subida de tipos y gran desaceleración de empleo" podría derivarse una caída real del precio de los pisos.

Por ello, pese a que según sus propias previsiones el ritmo de encarecimiento de la vivienda caerá diez puntos porcentuales en un año, la entidad sostiene que el sector experimenta una desaceleración "suave, gradual, moderada y ordenada", dado que es "simétrica" en tiempo y proporción al proceso de aceleración registrado al inicio del ciclo.

Una posible subida de tipos no afectará a la deuda de las familias

Los expertos de BBVA rechazan que la pronosticada subida de tipos de interés cause problema alguno en el mercado de vivienda. Según sus cálculos, realizados a partir de una cuota hipotecaria mensual de 467 euros, un repunte de tipos de hasta 1,5 puntos no elevaría en más de un punto porcentual el porcentaje medio de renta que las familias destinan a financiar la compra de sus pisos a través de hipotecas.

"Subidas moderadas de tipos no tendrán impactos fuertes en las familias. Hay hipotecas en las que causaría un impacto mayor y pueden tener alguna dificultad, pero no en el conjunto de la realidad social", aseveró el director del servicio de estudios.

Tampoco considera un problema el grado de endeudamiento que presentan las familias, que según Escrivá, es reflejo del proceso de convergencia de España con el resto de países europeos y de la mayor "flexibilidad y sofisticación" de nuestro mercado hipotecario.

"No vemos con especial dramatismo estos niveles de endeudamiento cuando además se prevé un aumento medio de las rentas del 7% y un mantenimiento de bajos tipos de interés en 2006", apuntó Escrivá, que además destacó que "actualmente las familias son más ricas". Según sus datos, el activo de las familias es actualmente equivalente a nueve veces su renta disponible, frente a la tasa de 6 veces que esta relación presentaba en la década de los noventa.

Desaceleración en la demanda de precios

BBVA pronostica que este año volverá a iniciarse la construcción de más de 750.000 viviendas a pesar de que ya se está registrando un descenso en la venta de pisos por promoción y se tarda más tiempo en venderlos.

A partir de los datos recogidos de promotores, BBVA indica que en Madrid ya se ha duplicado el periodo de venta y en la Costa Mediterránea se ha elevado de 14 a 18 meses. Además, las tasaciones han descendido un 4% hasta septiembre.