Kroes propone cambiar las reglas comunitarias para que Bruselas tramite futuras OPA

El secretario de Estado de Economía está "satisfecho" con la decisión de la Comisión Europea porque confirma que España mantuvo "siempre la posición correcta"

Bruselas ha confirmado que la competencia para tramitar la OPA de Gas Natural sobre Endesa corresponde a España y no a la Comisión Europea, como ya adelantó ayer. Aun así, la comisaria de la competencia, Neelie Kroes, confesó que le hubiera gustado arbitrar el proceso y que va a proponer cambiar las normas comunitarias para que así pueda ser en futuras OPA. Desde España, Endesa planea recurrir la decisión y el Gobierno se ha mostrado muy "satisfecho".

Así lo ha explicado el secretario de Estado de Economía, David Vegara, que ha dicho que la decisión de Bruselas demuestra que la posición del Gobierno ha sido siempre la "correcta".

Más información

La Comisión hizo pública su decisión oficial esta mañana mediante un comunicado. En él apunta que, en 2004, tanto Gas Natural como Endesa realizaron al menos el 75% de su volumen de negocio total en España, lo que descarta que la operación tenga "dimensión comunitaria", de acuerdo con el artículo 1 del Reglamento sobre las concentraciones. La Comisión considera que el hecho de que Endesa también esté presente en el sector de la electricidad de otros países, sobre todo Portugal, Francia e Italia, sigue sin dotar a la operación de la dimensión comunitaria necesaria para que el Ejecutivo comunitario sea el encargado de arbitrar la OPA.

La comisaria de Competencia, Neelie Kroes, subrayó que "se trata de una compra muy importante en el sector energético" por lo que el Ejecutivo analizó la denuncia de Endesa "con el mayor cuidado". "Después de haber examinado el conjunto de los argumentos formulados por la demandante, llegamos a la conclusión de que, de acuerdo con las normas comunitarias sobre el control de concentraciones, el proyecto de operación no tiene una dimensión comunitaria", añadió.

Una larga espera

Se resuelve así la incertidumbre sobre quién arbitrará la operación lanzada el 5 de septiembre por Gas Natural sobre Endesa.

La eléctrica impugnó el arbitraje español ante Bruselas afirmando que la potestad de opinar sobre la OPA correspondía a Bruselas. Endesa presentó unas nuevas cuentas utilizando las nuevas normas de contabilidad, las normas internacionales de información financiera (NIC), según las cuales el volumen de negocio en España de Endesa en 2004 era menor al 75% del total del volumen de negocio en toda Europa. Una cifra que hubiera permitido a Bruselas opinar sobre las consecuencias de la operación en la competencia de la Unión Europea.

El problema para Endesa está en que cambió sus cuentas después de conocer la OPA. Y esos "pequeños" ajustes, dice la Comisión, "implican la deducción de más de 4.500 millones de euros de su volumen de negocio en España y la suma de más de 700 millones de euros a sus ingresos en otros países de la UE.

En cambio, Gas Natural desde el principio ha defendido que la concentración no tiene dimensión comunitaria. Defiende que ella misa realiza dos tercios de su volumen de negocio total en España y que las primeras cuentas auditadas de Endesa ponen de manifiesto que ésta también obtiene más dos tercios de su volumen de negocios total España.

Lo más visto en...

Top 50